Sebastián Ogier reconoció su "tonto" error

Ogier abandonó el sábado en Turquía luego de haber estado liderando la carrera por un error "tonto" según él mismo reconoció.

En Turquía había llegado a la punta Neuville y terminó desertando por rotura de neumático y amortiguador delantero casi al mismo tiempo.

Ogier tomó las riendas y rompió un brazo de suspensión con su navegante trabajó para repararlo y pudo seguir en carrera. Luego de semejante esfuerzo terminó encajándose al lado de un árbol, "uno de los errores más tontos de mi carrera", comentó luego.

La bronca del francés fue múltiple. Gastó mucha energía en vano, perdió la chance de regresar a la punta del campeonato y además cayó al tercer puesto del mismo ya que fue superado por Tanak.

Ogier recuperó cuatro puntos en el Power Stage del domingo, pero ahora está 10 puntos por detrás del ganador del Rally de Turquía, Ott Tänak, en la clasificación de pilotos, mientras que Neuville tiene 13 puntos de ventaja.

Después de haber tenido tiempo para reflexionar sobre el fin de semana, Ogier admitió que todavía estaba pensando en lo que había pasado.

"Todavía tengo problemas para entender el error que cometí", dijo. "Tal vez la energía que usé por la mañana contribuyó a una cierta falta de lucidez, pero la conclusión es que entre dos curvas muy cerradas no hice caso a una de las notas de Julien, frené demasiado tarde y nos deslizamos contra un árbol a 5 km/h....".

"Después de todo el esfuerzo que hicimos durante la mañana para mantenernos en la carrera, esta ha sido una de las retiradas más frustrantes que hemos experimentado nunca. Pero no dejaremos que nos deprima y seguiremos luchando con todas nuestras fuerzas para mantener vivas nuestras oportunidades", agregó el campeón.

En el video se observa como trabaja con Julien Ingrassia, su navegante, en la suspensión delantera del Ford Fiesta, también se ve a Elfyn Evans hablando por celular con el equipo y recibiendo ordenes. Luego el auto llega a la asistencia.