Sergio Espejo: “Todavía tenemos la esperanza de iniciar un campeonato”

El titular de AJEMOV analizó la actualidad que vive el Superbike Argentino y adelantó algunas ideas que se barajan para este año.

La cuarentena en Argentina comenzó el 20 de marzo y la última actividad formal que tuvieron los equipos y pilotos del Superbike Argentino fue doce días antes, cuando realizaron dos jornadas de entrenamientos competitivos en el autódromo de Buenos Aires. Desde aquel momento hasta la actualidad pasaron más de cuatro meses de inactividad y a la crítica situación económica se suma la incertidumbre en torno al futuro de la temporada 2020.

El presidente de la Asociación de Jefes de Equipo y Pilotos de Motociclismo de Velocidad (AJEMOV), Sergio Espejo, charló con Carburando y brindó un panorama sobre cómo afrontan la realidad imperante las estructuras. Además, el mendocino habló de los planes de contingencias que se están pensando para enfrentar los distintos escenarios que se pueden presentar este año.

Carburando: ¿Cuál es la situación que viven los equipos del Superbike Argentino al cumplirse cuatro meses de cuarentena?

Sergio Espejo: “Todos los equipos están parados al cien por cien a nivel competitivo y se están reinventando. Buscan aprovechar todo lo que saben para volcarlo en otros rubros que los ayude a pasar esta pandemia. Hay muchos que se dedicaban de lleno al motociclismo de velocidad y otros que tienen su taller para generar sus ingresos y como extra atienden motos de carreras. Las grandes estructuras se están reorganizando y muchos la están pasando mal porque esto es una cadena, donde la plata, muchas veces, sale del bolsillo del piloto y hoy este no puede bancar los distintos gastos. Además, no se está corriendo, lo que también le produce un problema la piloto, ya que no puede trabajar con sus sponsors”.

C: ¿Cómo es charla entre los equipos para salir lo más indemnes posibles de esta situación?

S.E: “La intención entre todos es la mejor, pero también somos conscientes de que es prácticamente imposible forzar una situación y enfrentar un campeonato en las condiciones en las que estamos porque el impedimento más grande que tenemos es el tránsito interprovincial. Nosotros podemos comprometernos a tomar las medidas más serias de seguridad e higiene, pero la forma de llegar al autódromo se dificulta bastante. Además, también somos realista en que puede ser complejo para las plazas hoteleras recibirnos”.

C: ¿Se empieza a notar la posibilidad de que no se pueda realizarse el campeonato?

S.E: “Todavía tenemos la esperanza de iniciar un campeonato. Por lo que hablé por el promotor de la categoría y el fiscalizador, ellos quieren arrancar por el bien del espectáculo y buscan hacerlo sostenible, ósea que se pueda empezar y que se tenga la certeza de poder continuar. Lo que se está hablando es que el 2020 va a ser diferente a lo que tuvimos en los últimos años, con torneo de ocho o diez fechas. La idea que se tiene es que cuando estén las condiciones y haya seguridad para todos, se va a empezar un campeonato y se va a terminar, no va a haber un receso de verano. La cuestión pasa por comenzar sin presionar la situación y tener una programación que nos permita poder continuar”.

C: ¿Qué futuro vislumbra AJEMOV en torno a la reactivación del deporte y la economía del país?

S.E: “La economía argentina es difícil, ya que la mayoría de los costos que tenemos son en dólares. Después, la mantención de las estructuras se hace dividiendo los gastos entre los pilotos, por lo que creo que vamos a tener bajas. Pero con el promotor y el fiscalizador estamos pensando en diferentes alternativas para poder achicar los gastos y que sean mínimos, como reducir la cantidad de días, tratar de hacer un campeonato en una zona donde a la mayoría le quede más o menos cerca. Se está trabajando, pero nos falta el día de partida, cosa que nos deja un poco en el aire porque no se pude programar nada. También buscamos promocionar los campeonatos locales, porque la actividad se va a ir autorizando paulatinamente y si las federaciones promueven el motociclismo regional, cuando se habilite el ámbito nacional, los pilotos no van a estar tan lejos en cuanto a su nivel”.

C: ¿Qué formato de fin de semana se baraja para la vuelta?

S.E: “Hacer todo en un día con el formato que se usó el año pasado es prácticamente imposible. Son muchas categorías y los pilotos deben tener un feeling con la moto en el circuito, cosa que en una sola jornada es muy difícil que se dé. Lo que sí puede ser un solo día de espectáculo, en el cual se nos permita tener pruebas privadas el día previo. Si todo se concentra en una jornada solo van a quedar las tres grillas principales, que son Superbike, Súper Sport 600 y R3 Cup”.

C: ¿Qué panorama se tiene sobre los neumáticos?

S.E: “Este año se había planteado hacer un cambio del proveedor de neumáticos. El promotor tiene un convenio con Pirelli y es muy probable que el campeonato se inicie con esa marca. Ellos están evaluando qué posibilidades hay de arrancar para hacer las gestiones de importación. Lo que si falto es que la fábrica haga una prueba de neumáticos para elegir los compuestos que se deberían utilizar y esa es una de las condiciones que sí o sí se va a tener que dar. Una vez que se conozca una fecha de inicio, se seleccionará a los pilotos para que hagan el ensayo y una vez que se defina el caucho a usar, se van a exportar desde Brasil para poder arrancar. Todo esto lo va a manejar el promotor”.

C: ¿Se barajó entre los integrantes de AJEMOV la posibilidad de que no se pueda realizar el campeonato y qué consecuencias traería una situación así?

S.E: “Hemos analizado como posibilidad que directamente no se inicie el campeonato. Para los equipos a nivel económico y para los pilotos a nivel deportivo sería un atraso importante. Pero esta pandemia nos está poniendo los pies sobre la tierra en muchas otras cosas y lo único que podemos programas es estar en la mejor forma y listos para cuando esto empiece. Buscaremos que los equipos puedan mantenerse en la actividad y no que migren a otras ocupaciones, mientras que intentaremos que los pilotos se conserven en forma. Sabemos que necesitan estar arriba de la moto y por eso, una vez que se habilite el tránsito entre provincias, y si todavía no se autorizaron las competencias, trataremos de generar espacios donde ellos puedan entrenar en ritmo de carrera, tal como se hizo en Buenos Aires en la previa a lo que iba a ser el inicio del campeonato”.