Shadow empezó de negro y terminó de blanco

Shadow fue una escudería que nació en EEUU y terminó siendo británica. Su auto con aquel negro azabache conquistó a los seguidores de la Fórmula 1 pero curiosamente el triunfo llegó vestidos de blanco.

Shadow partiío de una factoría que fue fundada como Advanced Vehicle Systems (AVS) por Don Nichols en 1968.

Las ctividades de lo que luego sería Shadow se realizaron en Estados Unidos, lo cual al equipo le venía bien ya que su primera participación en las carreras de autos fue la categoría Can-Am norteamericana. 

El pase a la Fórmula 1 implicaría la construcción de una base en Gran Bretaña y más adelante incluso un cambio de nacionalidad de un equipo que había nacido en Estados Unidos pero que terminó siendo británico.

Su colaboración con la Universal Oil Products (UOP) se convirtió en parte integral de la historia del equipo, llegando incluso a estar en su logo.

Tras varios años compitiendo en América, Nichols decidió llevarse su emresa a Europa para competir en la Fórmula 1. 

Llegó a un acuerdo con la petrolera UOP e incorporó a Tony Southgate para diseñar el primer monoplaza de su equipo para la máxima categoría.

Shadow 1

El primer Shadow se denominó DN1 con Jackie Oliver y George Follmer como pilotos oficiales y con el experimentado Graham Hill al volante de una unidad privada.

El inicio fue prometedor a pesar de perderse las primeras dos carreras, con el debutante Follmer obteniendo un punto por su sexta lugar el día del debut en Kyalami, Sudáfrica, en la temporada de 1973.

En el Gran Premio siguiente, el propio Follmer llevó la ilusión de la escuadra más allá con un tercer puesto en las calles del difícil circuito español de  Montjuïc.

Shadow Oliver

Los puntos no volvieron a llegar hasta Canadá, donde Oliver se subió también al podio.

En la última carrera del año, Shadow hizo un esfuerzo extra para llevar un tercer coche para Brian Redman pero a pesar de ser mucho más rápido que sus dos compañeros de equipo en la sesión clasificatoria, fue descalificado en carrera tras salirse de pista y recibir ayuda externa para volver. 

El DN1 aún participó con Jean-Pierre Jarier en las dos primeras carreras de 1974, aunque sin sumar ningún punto ni llegar siquiera a ver la bandera de cuadros.

En su tercera temporada el Shadow DN5 parecía tenerlo todo a favor para finalmente aspirar al triunfo.

Jarrier Bs As

El DN5 resultó ser un auto rápido y Jarier marcó la pole position en la primera carrera del año, el Gran Premio de la República Argentina en Bs. AS en 1975. 

Tras sorprendente y espectacular pole, el francés no pudo siquiera empezar la carrera, con el Shadow rompiéndose antes incluso de terminar la vuelta previa.

Algo parecido sucedería en Brasil, donde Jarier repitió pole y tuvo que abandonar cuando estaba dominando la carrera códomanete.

Los primeros puntos del año llegaron con un cuarto puesto en la última carrera de Montjuïc, cuarta cita del año.

Tom Pryce también tuvo que sufrir en sus carnes lo de hacer una pole y abandonar cuando iba en cabeza con motivo del Gran Premio de Gran Bretaña, el de su casa.

Shadow Price

Aún así, tres posiciones en zona de puntos en las tres carreras siguientes, incluyendo un tercer puesto en Austria salvaron la temporada con un sexto puesto final en el campeonato de constructores.

El Shadow siguió compitiendo con una versión "B" en 1976, donde aún se llevó otro podio en la primera carrera del año, en Brasil.

Dejó de ser usado después de las dos primeras carreras de 1977, antes que el sucesor estuviera listo.

La última carrera del ya carrereado DN5B vio un sexto puesto y un punto de Renzo Zorzi.

A la temporada siguiente apareció el  DN8.

Inicialmente, el nuevo auto debía haber competido a principios de 1976 pero la falta de dinero tras la marcha de UOP como patrocinador del equipo había retrasado todo el proyecto.

Por lo tanto, el coche no pudo debutar hasta la duodécima prueba de la temporada, en Zandvoort, donde Pryce sumó un ilusionante cuarto puesto.

El DN8 fue también protagonista doble del terrible incidente que le costó la vida a Tom Pryce y a un comisario que iba a auxiliar al coche de Zorzi en Kyalami.

Jones Shadow

La temporada y el destino de Shadow parecía venirse abajo pero la llegada de un joven Alan Jones consiguió enderezar la situación. Jones puntuó en su tercera carrera en Mónaco con un sexto puesto, suendo 5°  en Bélgica y más tarde ganó el Gran Premio de Austria remontando desde la décimocuarta posición de partida.

La primera victoria de Shadow llegaba, irónicamente, en el peor momento del equipo. Jones aún volvería a subirse al podio con un tercer puesto en Italia antes de dos cuartos puestos en Canadá y Japón.

La temporada era la mejor de Shadow en cuanto a puntos, aunque solo pudieron ser séptimos en la clasificación final .

El DN8 se usó durante varias carreras en 1978 pero sin resultados destacables.

Para Shadow, este era el principio del fin.

Gran parte del personal dejó el equipo para fundar Arrows en 1978 y Shadow no levantó más.

En 1980, el equipo fue absorbido por Theodore y la historia del equipo tocó a su fín cuando el dinero de los patrocinadores se terminó a mediados de año.

A pesar del color blanco de los últimos años, el evocador nombre Shadow junto con el negro de su carrocería durante sus primeros años perduran aún en la historia por ser uno de los autos más llamativos de la historia de la Fórmula 1.