Silva: "Pensé en colgar los guantes"

Juan Manuel Silva comentó como lo afectó la pandemia y lo que pensó en su momento. Ahora tiene una nueva motivación en el TC

El 2020 generó en Juan Manuel Silva una mezcla de sensaciones. En la temporada donde cumple 30 años dentro del automovilismo, la pandemia le movió la estantería y a esta altura de su vida tuvo que acomodar las cosas. La incertidumbre, la intranquilidad y el malestar que provocó el Covid en la sociedad entera no dejaron afuera al Pato chaqueño. También la sufrió. A tal punto que un momento pensó en dar un paso al costado para comenzar a ver las carreras desde abajo. “Pensé en colgar los guantes” fue una de las frases más directas que manifestó el hombre de Ford en la conferencia que hizo el lunes por la tarde vía zoom. Luego agregó: “Si bien no lo deseaba porque este año cumplo 30 años en la actividad, pensé que era el momento. Sentí que no extrañaba estar arriba del auto. No haber arrancado el año bien y la suma de la pandemia creo que influyeron”.

Leer más: Silva nuevamente con Giallombardo en el TC 

Por suerte en la vida las cosas pasan y si hay algo que uno no debe hacer es bajar los brazos. Eso hizo Silva. La nueva motivación lo pondrá nuevamente en pista. El regreso al equipo de Mauro Giallombardo lo volvió a potenciar. “Es una inyección de ánimo. De no tener ganas de subirme a un auto de competición a volver a entusiasmarme. La llama está encendida”.

Entre otras cosas Silva habló de lo que le está dejando la pandemia. “Me sirvió para darme cuenta que hay vida después del automovilismo. En lo personal me puse vender herramientas, lubricantes y hasta me dediqué a la venta y compra de autos. Creo que estas actividades llegaron para quedarse en mi vida. Además para estar bien activo le dediqué mucho a la parte física”.

Cuando comience la actividad el Pato volverá a realizar lo que le gusta. Estar arriba de auto de carreras. Para él será un año, además de distinto muy especial. En octubre llegará a los  30 años en el mundo de los fierros poniéndole garra, dedicación y profesionalismo. El Pato siempre supo, más ahora, que en estos tiempos hay que persistir ya que si todo fuera fácil cualquiera lo lograría.