Thomas Pozner y el Litoral Group salieron a pista en Alta Gracia

El joven debutante y la escuadra santafesina completaron un ensayo de dos días en Córdoba, donde estrenaron un monoplaza.

El Litoral Group fue otro de los equipos de la Fórmula 2.0 Renault que pudo volver a ruedo y lo hizo con dos jornadas de pruebas en el autódromo Oscar Cabalén de Alta Gracia, Córdoba. La escuadra santafesina tuvo su primer encuentro del año con Thomas Pozner.

La estructura que dirige Gabriel Bonavía armó un auto nuevo para el joven nacido en Alta Gracia y entre viernes y sábado realizaron los primeros kilómetros sobre la unidad. “El balance fue positivo, dimos unas 50 vueltas cada día y salió todo muy bien. Thomas progresó y se está adaptando de gran manera al auto. La idea es seguir probando, así que tenemos pensado volver la próxima semana porque nuestro objetivo es hacer entre seis y ocho ensayos antes de debutar”, le contó el titular del formación a Carburando.

En la misma línea, agregó: “Este es un chasis cero kilómetro que se armó para Thomas y es la primera vez que lo tirábamos a pista, así que primero buscamos pulir detalles. Después nos abocamos más a la puesta a punto. También empezamos a trabajar en que el piloto nos comience a transmitir lo que siente, ya que es tu tercer test arriba de un Tito02”.

Por su parte, Pozner se mostró contento con el rendimiento logrado. “Luego de estos dos días de entrenamientos, sacamos muy buenas conclusiones con el equipo. El viernes busqué ponerme a tono con el fórmula porque fue mi primer contacto con el auto del Litoral Group. Acomodamos la butaca y asentamos los frenos, como si fuera un inicio de año. Ya el sábado apuntamos a girar y a buscar tiempos. La intención fue estar rápidos y que me acostumbre de la mejor manera al monoplaza”, manifestó.

Además, remarcó el progreso que tuvo en el aspecto conductivo. “Pude notar con el pasar de los dos días de trabajo que tuve una evolución muy grande en el manejo, ya que anteriormente no había tenido posibilidades de entrenar con el auto ni en este circuito. En cada salida, me noté cada vez mejor. Me encontré con un muy buen vehículo y eso me ayudo a avanzar mucho”, puntualizó.

Otro de los temas que abordaron ambos protagonista fue la nueva normalidad que enfrenta el automovilismo en el reinicio de su actividad. “Es diferente porque hay que cumplir con todos los protocolos tanto en el viaje como en el circuito. Ya dentro del autódromo, siguiendo las pautas de trabajo, respetando el distanciamiento social y con el uso del tapabocas se puede desarrollar las tareas de la mejor manera. Una vez que te adaptas es algo que se torna normal y no hubo ningún inconveniente. Además, se estableció un máximo de seis autos, lo que hizo que en pista todo sea más ordenado. Había mucha necesidad de trabajar y en nuestro caso esta fue la primera prueba del 2020, así que nos sentimos muy bien”, mencionó Bonavía.

“Nos encontramos con un protocolo muy eficiente y estricto, en el cual el piloto se tenía que hacer un test al llegar al circuito. Además debíamos mantener la distancia con el equipo y también usar siempre el barbijo. Llevar a cabo todas las medidas no fue ninguna molestia”, concluyó Pozner.