Tim esperó a Papá

Sébastien Ogier se convirtió en padre el lunes cuando su esposa Andrea Kaiser dio a Tim. El niño nació en Munich justo después del final del Rally de Cerdeña.

Volkswagen Motorsport tenía un avión privado en el aeropuerto de Alguer en Cerdeña preparado por si el parto se adelantaba y había autorizado al tri campeón del mundo a abandonar el Rally en caso que esto hubiese sucedido.

Cuando estuvo en Argentina Ogier comentó que él mismo pintó la habitación de su hijo y que obviamente estaba ansioso por conocerlo.

Cuando Carburando.com le consultó acerca del dicho de Enzo Ferrari:  "Todo piloto cuando es padre se vuelve una décima más lento", el francés sonrió y dijo que no creía que eso podía suceder, pero a la vez quería ver crecer a Tim.