Toyota prepara un nuevo SUV basado en el Yaris

La automotirz japonesa se encuentra en plena fase de pruebas de su próximo lanzamiento en Europa. Será un B-SUV basado en el Yaris.

Toyota avanza en el competitivo segmento de los SUV y ha puesto en marcha un proyecto ambicioso para tener un modelo novedoso en Auropa. A principios de este año la compañía japonesa organizó un evento en Ámsterdam para dar a conocer sus planes de futuro en Europa y fue allí donde anunció una importante noticia relacionada con el lanzamiento de un inédito vehículo. Se trataba de un B-SUV, es decir, un pequeño todoterreno que rivalizará en un segmento cada vez más poblado y competitivo, por lo que los japoneses ya están en plena fase de desarrollo, tal y como muestran las primeras imágenes del vehículo. Estará estrechamente relacionado con el nuevo Toyota Yaris. Es más, uno de los nombres que se baraja para este modelo es el de Yaris Cross.

Se trata de un modelo que ocupará el escalón de acceso. Un crossover urbano cuyo debut estaba programado para este mismo mes de marzo en el Salón del Automóvil de Ginebra 2020 que fue cancelado a causa de la pandemia generada por el coronavirus COVID-19.

Todavía es pronto para conocer su nombre, dimensiones, diseño y especificaciones técnicas, pero se sabe que el próximo SUV de Toyota utilizará una arquitectura modular conocida dentro de la compañía. Se trata de la plataforma GA-B, es decir, la misma que emplea el Yaris de la generación actual, por lo que este modelo será muy similar en térmicos mecánicos con el utilitario.

Junto a esta información relacionada con el chasis del auto, la marca japonesa publicó una imagen en la que se anticipaba la estilizada silueta del pequeño SUV. Su carrocería presentará unas líneas musculares y probablemente sea un poco más grande que la del Toyota Yaris, pero no llegará a los niveles del C-HR, pues se posicionará por debajo de este en términos de dimensiones y precios. Todo esto se puede intuir en las pocas fotografías que se han conocido del modelo, aunque en ellas aún no está presente la carrocería definitiva.

Una vez desembarque en los concesionarios, el nuevo B-SUV de Toyota deberá hacer frente a auténticos pesos pesados de la categoría. Rivalizará, entre otros, con el Renault Captur, Peugeot 2008 y Nissan Juke.

Entre las opciones mecánicas habrá una versión híbrida (HEV). Además, también traerá una configuración de tracción total AWD-i, información confirmada por Toyota cuando dio a conocer un adelanto de este modelo. Lo que todavía es una incógnita si también se ofrecerá con motores de nafta convencionales. 

Se espera que durante la segunda mitad del año se conozca la versión definitiva que estará a la venta, y que el año próximo llegue a los concesionarios europeos.

EL MODELO EN ARGENTINA

El Yaris en el que está basado este modelo no se vende en Argentina, ya que se trata de la última generación. Aprovecha la moderna plataforma TNGA-B, modular, que se puede adaptar a la electrificación por lo que acepta versiones híbridas o incluso eléctricas.

El nuevo modelo no estará basado en el Raize, un SUV urbano pensado para el mercado japonés. Por otra parte, la marca también trabaja en un SUV compacto para Latinoamérica, y que en principio se fabricaría en Brasil.

Posible figura del Yaris Cross