Traverso: "Canapino tiene una personalidad parecida a la mía"

Primera parte de un mano a mano de sobremesa con Juan María Traverso con reflexiones a más de 14 años de su retiro como piloto...

Pasaron poco más de 14 años desde el día del retiro de las pistas de Juan María Traverso. En la primera parte de una larga charla de sobremesa, pusimos un grabador y el 'Flaco' confesó los motivos de au alejamiento, sus pensamientos de aquel momento, y su visión actual tras la etapa de piloto.  
 
¿Te arrepentiste de la decisión de retirarte?
-No. No, inclusive te digo que corrí dos años de más para asegurarme bien de que se había terminado la etapa y que no volvía. Porque cuando vos te vas antes de tiempo y volvés, tirás todo lo que hiciste a la basura...en cualquier cosa y en cualquier ámbito.
 
¿Qué pasó?, ¿se te fue la pasión, o fue algún enojo?, porque se dijeron muchas cosas...
-No, estábamos entrando en esta etapa. Fue el comienzo del automovilismo que tenemos hoy: por ejemplo, que de acá en más las carpas las llevamos nosotros, y no es así, la carpa mía es mía, la gente mía es mía, o sea... empezó un sistema que a mí no me gustaba, pero no es ese el motivo. El principal motivo es que me meto en una generación que ya no me corresponde. El automovilismo es un deporte de alto riesgo, es agresivo, y la misma maniobra que le hacía al 'Pincho' (Oscar) Castellano no se la puedo hacer al hijo, con lo cual pierdo. Es una etapa cumplida. El motivo principal fue ese.
 
¿Qué cosas ves que han cambiado en estos 14 años?
-Se perdió la esencia del automovilismo, la base. Se fue perdiendo, y no hablo del nuestro solamente, hablo de la Fórmula 1, que ahora esta dando marcha atrás. La Fórmula 1 se pasó tanto para el otro lado con respecto de la tecnología que la gente empezó a dejar de verla y hoy está yendo para atrás muy despacio. Es un deporte de alto riesgo, y si le sacas el riesgo perdió una parte importante. Hoy en dia el automovilismo en general el riesgo que tenía no lo tiene más y eso es una parte fundamental que se perdió.
 
Hoy cuando ves una carrera de autos y varios años después del retiro, ¿con qué piloto te sentís identificado y decís 'ese corre como Traverso'?
-Hay muchos pilotos y muy buenos en todas las épocas, yo soy enemigo de comparar y nunca comparé. En todas las épocas hubo buenos corredores, y hoy también el sistema y la forma hacen que no se pueda descubrir qué piloto es mejor porque manda tanto la tecnología que no se puede descubrir. Yo lo veo, pero por pequeñas cosas. Te podría decir que Agustín Canapino tiene una personalidad parecida a la mía, no hablo de manejo, hablo de la forma de ser. Y del manejo no hablo porque es dificil saber que éste es mejor o no es mejor,  a Canapino vos lo ves y disfruta de lo que hace y lo comparte y lo festeja y aparte es un muy buen pibe. De Matías Rossi hablo igual,  es parte de un grupo muy bueno.
 
Abajo del auto ¿con cuál te identificas?
-Son muchos parecidos, pero el tema es que ninguno habla, porque el que habla y castiga al motor, lo echan, o castigan al auto y lo echan. Por lo tanto la culpa es de él, y entonces ¿qué te va a decir, que si salió quinto hay cuatro mejores que él? No. Entonces no hablan, pero porque no pueden, no porque sean mudos, es porque no pueden hablar, nada más.
 
Antes daba la impresión de que el piloto era el que manejaba el auto...
-Hoy también lo maneja, pero yo lo veo, vos lo ves, pero el público no. No lo detecta porque eso es mínimo, es muy chiquito...
 
Cuando terminaba la carrera el resultado era ese, hoy nos vamos y al rato es probable que todo cambie...
-Y bueno, imaginate el público... ¿Qué le pasa? estuvo un día dentro del autódromo, festejó, celebró y cuando está llegando a la casa cambió todo. Hay temas técnicos que hay que separar, porque si el auto está fuera de reglamento y lo descubren una hora después de la carrera está bien.
Ahora, que una maniobra antideportiva, con toda la tecnología que hay, para decidir tengan que esperar a que termine la  carrera y que todos se vayan del autodromo para enterarse de que lo excluyeron...¡así no va!
 
Nota realizada por Marcelo Mercado, Javier Delle Rose y Andrés Perco.
 
Mano a mano con Juan María Traverso