Tyrrell de 6 ruedas: el auto insólito cumple 45 años

Hoy hace 45 años debutó un auto insólito, espectacular, que aún hoy despierta admiración, el Tyrrell de seis ruedas.

Un día como hoy, del año 1976, debutaba en la Fórmula 1 un auto que ha quedado marcado afuego en la historia de la categoría.

Hace 45 años debutó un F1 tan insólito como espectacular,  el Tyrrell P34, es decir, el "Tyrrell de seis ruedas".

El arriesgado siseño de Derek Gardner, responsable técnico del equipo, en una época en la que se usaba todavía la regla de cálculo y los programas de simulación no existían.

Tyrrell P34

Pero la idea de Gardner fue muy clara, buscar un diseño alternativo, que pudiera marcar diferencias con las demás escuderías. 

Con las ruedas delanteras pequeñas, doble eje delantero,  y con un área frontal mas reducida, revolucionó a la máxima caegoría.

Tyrrell 6 ruedas

El debut fue en el Gran Premio de España de 1976.

El nuevo Tyrrell había nacido bien, ya que en los ensayos privados había mejorado el récord de Zolder, Bélgica,  pero que en España se modificó el domingo para prescindir de las tomas laterales de aire porque producían turbulencias.

Un monoplaza único manejado por Patrick Depailler.

Aunque abandonó, se vislumbraba que podía ser un F1 ganador.

Su primer podio, doble, lo obtendría en la siguiente prueba, el GP de Mónaco con Jody Scheckter en segunda posición y Depailler en tercera.

Logró un increíble doblete en su tercera carrera, el GP de Suecia.

Suecia Tyrrell

Pero después tuvo más problemas y dificultades y, sobre todo, Goodyear dejó de interesarse en el desarrollo de las gomas delanteras, lo que se dejó notar en los resultados de 1977. Ello llevó a Tyrrell a abandonar este modelo.

Tyrrel

El majestuoso Tyrrel no fue el único con seis ruedas en la Fórmula 1.

March puso uno de seis ruedas, pero con doble eje trasero que nunca debutó

Williams también presentó uno similar con sus cuatro ruedas traseras y motríces, mientras que Ferrari probó el 312 T6 , pero su proyecto también quedó en la nada.

El Tyrrell de seis ruedas cumple 45 años, quizás el auto más famoso de la historia de la Fórmula 1.