Un Di Palma loco pero no tanto

Stefano Di Palma terminó segundo en el fin de semana de Top Race Series en una carrera que demostró tener los genes de su familia.

Ser un Di Palma no es nada fácil, la familia arrecifeña vivió y se crió en el automovilismo gracias a todo lo que supo hacer Rubén Luis, pero ahora son sus nietos los que corren y Stefano fue quien se llevó las miradas este fin de semana en la última fecha del Top Race Series en 9 de Julio. 

Pero, ¿Quién es Fefo Di Palma? El que lo conoce sabe que el piloto de 24 años tiene la esencia de los Di Palma bien adentro. Vive el automovilismo como pocos, su pasión son los fierros de chico, pero su trabajo es ser distribuidor.

Las diferentes anécdotas en su ciudad sentencian a un Stefano y lo llevan a tener ese prefijo de “loco”, pero sabe lo que hace. El hijo de José Luis y hermano de Josito, es de perfil bajo, no es un amante de las notas y su entrenamiento es dejar el 100 por ciento en su depósito.

Corrió en diferentes categorías como la Fórmula Renault Plus, TC Pista Mouras, Turismo Nacional, Top Race Junior y Top Race Series como ahora, en cada una de ellas se adaptó muy rápido a los autos, sin embargo nunca tuvo la continuidad como para consolidarse y buscar un título. En la única que participó la temporada completa como él quería fue en la Fórmula Metropolitana, en la que fue subcampeón en 2016.

Durante la semana, Fefo recorre los kioscos de Arrecifes y ciudades cercanas para crecer en su emprendimiento propio. Su temporada terminó y ahora ya piensa en el 2020, que como cada año para él, no sabe cómo será, si lo tendrá con los autos de carreras o entre gaseosas y cigarrillos. 

Lo que sí tiene claro, es que ser Di Palma solo le puede abrir las puertas en algunos lugares, pero mantenerlas abiertas de pende de él, lo cual está haciendo y además, abrió otras. Por eso, pretende terminar la secundaria y luego buscar ser Periodista Deportivo, para ser el primero entre los Di Palma pilotos con un título.