Un maestro, un alumno

Girolami siempre escuchó al máximo referente del automovilismo nacional. Ayer Traverso lo volvió a felicitar por el nuevo campeonato ganado. Acá destacamos los momentos claves del fin de semana.

Néstor Girolami y Peugeot son nuevamente campeones del Súper TC 2000. El de Isla Verde vuelve a quedarse con la corona que querían seis pilotos más. La contundencia en momentos claves del torneo, fueron más importantes que la regularidad y le permitieron lograr el bicampeonato. La carrera no fue interesante pero si tuvo momentos y hechos para destacar, y Carburando.com te los marca.

El campeón soy yo: Girolami volvió a demostrar su capacidad y su fuerza mental para definir un campeonato. Durante todo el fin de semana fue superior y les demostró quien tenía el uno.

Momento Clave 1: La largada de Pernía fue impecable para agarrar la punta de la carrera. Desde ese momento se consagraba campeón.

Momento Clave 2: Girolami se equivocó y lo toco al “Tanito” sacándolo afuera. El de Renault volvió a poner el auto en la pista de manera increíble y seguía siendo campeón.

Momento Clave 3: Pernía se pasa en una frenada y pierde el primer lugar en manos del de Peugeot. Ahí comenzó a ver como se diluían las posibilidades del campeonato.

Trabajos destacados: Fueron los de Matías Rossi y Manu Urcera. Ambos  se brindaron hasta lo último. Finalizaron cuarto y quinto.

Qué se va, que se queda: Girolami volvió a pintar el uno y es probable que no este el año próximo. ¿Peugeot cambiará la postura?.

Trabajo de equipo: Renault trabajo más de la cuenta en función de equipo. Miguel Ángel Guerra fue el interlocutor entre Marcelo Ambrogio y Sergio Polze. Les faltó poco para conseguir el título que tanto está buscando la marca.

La revelación: Fue Manu Urcera que en su primer año dentro de la categoría terminó entre los cinco mejores del torneo.

El gesto: Fue el que tuvo Facundo Chapur al finalizar la carrera. El cordobés se dirigió hasta la zona del podio y felicitó a Girolami por el título obtenido.

Copó todo: Peugeot fue protagonista en la pista y fuera de ella. El “Duelo de Leones” por momentos se puso picante y generó mucha polémica. Desde el punto de vista del marketing les salio bárbaro, desde lo deportivo excelente.

Palabra del señor, palabra de Traverso: “Hay varios pilotos buenos y Girolami está entre los mejores”.

Un manejo desde abajo impecable: La tarea de Ulises Armellini no fue nada fácil en estos dos años. Tuvo que trabajar con dos pilotos de primer nivel como Girolami y Canapino. Ambos tienen su ego y no es sencillo manejarlos, aunque Armellini los supo llevar y como equipo logro lo que todo el mundo quiere, el campeonato.