Un Nissan Leaf completó 370 km sin intervención del conductor

Un Nissan Leaf del proyecto HumanDrive recorrió 370 km de forma autónoma en Inglaterra. Es el nuevo récord de conducción autónoma.

Hace unos años esta noticia sería un disparate, pero la tecnología y los avances en la industria del automóvil, la conducción y la seguridad, lo han hecho posible en el mundo desarrollado. Un Nissan Leaf recorrió 370 kilómetros en Inglaterra sin la intervención de un conductor. Se trata la travesía más larga y compleja de un vehículo autónomo hasta la fecha, al menos en el Reino Unido, y un nuevo hito de la industria en el avance de esta tecnología.

El auto partió del centro británico que Nissan tiene en Cranfield, en el sureste de Inglaterra, y llegó a la fábrica de Sunderland, situada en el noreste. Por el camino tuvo que hacer frente a todos los desafíos de las rutas británicas, alternando entre autopistas y vías secundarias y conviviendo con el resto de usuarios.

Esta expedición fue el punto culminante del proyecto HumanDrive, un consorcio liderado por Nissan y respaldado por el gobierno británico que durante los últimos 30 meses ha trabajado en la creación de un prototipo que permita perfeccionar la movilidad autónoma con vistas a una eventual comercialización.

Nissan autónomo

PROYECTO HUMAN DRIVE

El proyecto se denomina HumanDrive y está financiado por el gobierno del Reino Unido a través del Centro de Vehículos Conectados y Autónomos (CCAV) e Innovate UK, junto a otros nueve socios que forman un consorcio. El costo total ha sido de 13,5 millones de euros, lo que da idea de la apuesta por esta tecnología y su viabilidad futura. El proyecto ha completado con éxito dos ensayos por carreteras con tráfico real del Reino Unido mediante la técnica de posicionamiento avanzada, para tener el vehículo localizado en todo momento.

El Nissan Leaf con GPS y diferentes radares y cámaras que han permitido al automóvil tomar decisiones de forma autónoma sobre como circular por carretera y anticiparse a los continuos obstáculos y situaciones imprevistas que surgen cuando se conduce. Los tests se realizaron en rutas reales con una gran variedad de escenarios. Desde trazados por rutas incluso caminos vecinales y sin marcas viales, hasta cruces, rotondas y también autopistas. En estas situaciones el Leaf ha sido capaz de circular como si tuviera un conductor, dado que el vehículo ha cambiado de carril, arrancado y parado en caso de necesidad etc. Todo ello en un recorrido de 370 kilómetros.

Bob Bateman, Director de Proyectos del Centro Técnico de Nissan, explicó: "El proyecto HumanDrive nos permitió desarrollar un vehículo autónomo que puede hacer frente a los desafíos que se encuentran en las rutas del Reino Unido que son exclusivos de esta parte del mundo, como rotondas complejas y caminos rurales sin marcas viales, líneas blancas ni banquinas".

 

Además con este proyecto se ha examinado como las tecnologías de inteligencia artificial basadas en el aprendizaje automático podrían mejorar la experiencia y la comodidad de los pasajeros de los vehículos conectados y autónomos. Hasta ahora los vehículos piloto probados con éxito en pistas privadas también incorporan sistemas de inteligencia artificial desarrollados por Hitachi Europe Ltd, miembro del consorcio, que permiten el aprendizaje automático en tiempo real.

Experiencia Human Drive con Nissan

Condiciones de tráfico real

El trayecto del Leaf ha incluido carreteras comarcales sin apenas señales ni marcas viales, así como múltiples cruces y cambios de dirección. Se ha enfrentado así a las decisiones que todos los conductores toman en su día a día, y que en este caso requieren de la intervención de múltiples sensores.

"Es un hito increíble para Nissan y para el consorcio HumanDrive haber completado el trayecto más largo de un vehículo autónomo en Gran Bretaña. Es un gran paso adelante para la llegada de los vehículos autónomos a las carreteras británicas", ha añadido Nadhim Zahawi, ministro de Empresa e Industria.

Nissan comenzó sus pruebas autónomas en las cercanías de Londres, donde un coche circuló a 80 kilómetros/hora en el año 2017. Mediante la creación de un conjunto de datos de escenarios y soluciones de tráfico encontrados con anterioridad, el auto puede usar esta "experiencia aprendida" para manejar escenarios similares en el futuro y realizar una ruta segura alrededor de un obstáculo. Esto es algo que ya se ha probado en diferentes instalaciones y en pistas de prueba privadas.

Nissan autónomo