UNA BESTIA DE 334 HP

La PGM V8 desarrollada por un ex ingeniero del Mundial de motos, puede superar a un MotoGP en recta.

Paul G Maloney, un ex-Ingeniero del Campeonato Mundial, desarrolló su propia marca, la PGM V8, una moto capaz de adelantar a un MotoGP en línea recta.

Números escalofriantes

La PGM V8, viene con 334 cv de potencia, gracias a sus 1.996 cm3, 8 cilindros en V.

Corazón valiente.

El motor de la PGM V8, proviene de una Yamaha YZF-R1 2006, edición que venía con un motor en bloque de 4 cilindros en línea de 1000 cc y 5 válvulas por cilindro.

Maloney la tomó como plataforma para crear este V8, con cifras de 334 cv y 214 nm de par motor con un peso máximo de 242 kg.

Acompañada de una gran ciclística.

Su chasis, un diseño multi-tubular tipo trellis de cromo y aluminio 7075 con soldaduras TIG y tratamiento térmico.

El tren delantero monta una horquilla Öhlins FGRT301 de 48 mm y un amortiguador trasero Öhlins TTXMk2. Los frenos, los bestiales “Brembo” con componentes derivados de MotoGP. Montada en llantas “Marchesini” de magnesio, unos neumáticos Michelin Pilot Power 3 y escape akrapovic.

Los carenados son de fibra de carbono para contener en mayor medida el peso final que casi el doble de peso de los motores de alta cilindrada.

Se trata de una de las motos más potentes del mundo aunque se desconoce la velocidad máxima que puede desarrollar. La unidad solo se puede adquirir a pedido y tiene un costo aproximado de unos 160.000 euros.