Una nueva provincia le dio luz verde al automovilismo

Una nueva provincia de nuestro país habilitó la práctica del automovilismo. En primer término se harán solo pruebas y si todo va bien, en un futuro habrá carreras.

Una nueva provincia del territorio argentino le dio luz verde a la práctica del deporte motor y ya son siete las que habilitaron el automovilismo en medio de un estricto protocolo sanitario. Se trata de Tierra del Fuego, que comenzará en primer término a realizar pruebas individuales para luego soñar con volver a llevar a cabo carreras.

El decreto que se firmó el viernes pasado, expresó: “Disponer en toda la provincia y a partir del día de la fecha el inicio de la actividad del deporte motor en predios habilitados a tal fin. Solo podrá permanecer los deportistas y el personal de la institución más el equipo de seguridad necesario para las prácticas deportivos. En ningún momento se permitirá la presencia de espectadores o personas que no tengan que ver con la actividad”.

Sobre este anuncio, Mónica Cobian, presidenta del Automóvil Club Río Grande, le expresó a Carburando: “A partir del decreto que se firmó el viernes se habilitaron las pruebas libres dentro de los autódromos para empezar con los protocolos y así poder llegar a realizar competencias en un futuro. Hay que reeducar a los pilotos y a los demás para poder volver al automovilismo completo”.

Tierra del Fuego habilitó el automovilismo

Y luego agregó: “En el caso nuestro para habilitar el autódromo ya mandamos a buscar los Aspersores para las cabinas de sanitización que estamos preparando. O sea estamos reacondicionando el circuito de Río Grande para volver a la actividad, con el distanciamiento social, con las medidas de seguridad y todo lo demás. Estamos complicado con los fletes a Tierra del Fuego, lo que están tardando en llegar las cosas por la situación del Coronavirus. Se complica bastante hoy en día traer algo para acá”.

Además, Cobian señaló que si todo va bien con las pruebas, se puede soñar en un futuro con volver a realizar competencias obviamente sin público: “Nosotros hace 70 días que no tenemos casos de Coronavirus en Río Grande. La idea es que se respeten todas las cuestiones de seguridad como el distanciamiento social y todo lo demás. El objetivo que presentamos en los protocolos que lo hicimos junto a la Asociación Argentina de Volantes es el hecho de empezar con pruebas libres entre 15 y 20 días. Luego, si todo va bien, hacer una competencia sin público. Entonces de esa manera vas reeducando a los pilotos y después de eso volver con público, siempre respetando las normas”.

Por último, dijo: “El autódromo va a tener habilitadas todas las actividades del mundo motor: auto, moto, cuatriciclo, karting. Vamos a hacer todo dentro de un marco sanitario seguro”.