Uruguay vuelve a lo más alto con Santiago Urrutia

El uruguayo Santiago Urrutia cierra el año de la mejor manera con pole y victoria en la última fecha del WTCR

Santiago Urrutia logró su primera victoria en la carrera final del WTCR en Aragón, España.
 
El uruguayo arrancó la última  con el objetivo de cerrar en lo más alto su primera temporada mundialista.
 
Motivado por sus tres podios consecutivos 15 días atrás en el mismo escenario, aunque ahora en un trazado diferente, el piloto uruguayo comenzó arrasando en los entrenamientos libres al quedarse con los mejores registros y luego lo refrendó en la clasificación al vencer en dos (Q1 y Q3) de las tres clasificaciones. Pero obtenía la más valiosa, la Q3, que le dio al equipo Cyan Racing Lynk & Co su primera pole en la Qualy 3 a la que solo llegan los cinco mejores.
 
Con ello, el oriental se aseguraba dos grandes chances de alcanzar su primera victoria ya que partiría primero en la Carrera 1 y del mismo modo de la Carrera 3.
 
Pudo revertir un domingo que le venía siendo esquivo tras llegar en el noveno lugar en la Carrera 1, luego 17 en la Carrera 2 y en la Carrera 3 tuvo su momento de gloria: victoria incuestionable, de punta a punta y además, el récord de vuelta absoluto del fin de semana (computadas las tres carreras) que le valió el premio especial TAG Heuer.
 
Urrutia
 
En definitiva, el uruguayo oriundo de Miguelete, Colonia, termina el fin de semana como lo empezó (primero) y logra inscribir su nombre en lo más alto del Turismo Mundial con pole, victoria y vuelta rápida en carrera.
 
El Campeonato Mundial de Pilotos quedó en manos del francés Yan Ehrlacher (Cyan Racing Lynk & Co), el Campeonato Mundial de Equipos por cuarto año consecutivo se lo llevó Cyan Racing Lynk y Co y el sub-campeonato también fue para la escuadra chino/sueca con el francés Ivan Muller.
 
De las tres carreras finales disputadas en Aragón, Cyan Racing Lynk & Co ganó dos: Ivan Muller (carrera 2) y Santiago Urrutia (Carrera 3). La restante (Carrera 1) se la adjudicó Esteban Guerrieri (Honda) que no pido pelear hasta el final por el título.