“Vettel y Leclerc ya no se soportan”

El diario La Gazzetta dello Sport expresó que prácticamente no hay relación entre Sebastian Vettel y Charles Leclerc.

Después de lo que sucedió en el Gran Premio de Rusia con la tensa comunicación por radio entre Sebastian Vettel, Charles Leclerc y Ferrari salió a la luz nuevamente ciertas dudas sobre la relación entre ambos pilotos. Sobre este tema, el diario La Gazzetta dello Sport sentención que el monegasco y el alemán ya no se soportan.

"Charles y Sebastian no se soportan más", aseguró en la edición de este martes La Gazzetta dello Sport el veterano periodista de Fórmula 1 y enviado especial a Sochi Andrea Cremonesi.

"A Charles, Binotto le llama 'el Predestinado', Hamilton le felicita constantemente y como chico joven, lo quiere todo ya", agregó tras recalcar las nuevas reuniones que mantuvieron todos tras lo que sucedió en Rusia.

"Y Vettel, sobre todo tras la victoria en Singapur, no acepta el rol de secundario, no quiere vestirse de Raikkonen y tiene experiencia y astucia, si no, que le pregunten a Webber", manifestó en su artículo 'Sono ingestibili? (¿Son 'ingestionables'?).

La tibieza de Mattia Binotto, que dice que es "un lujo" tener dos pilotos así, y la escalada de tensión, así lo siente la prensa italiana, está dejando a sus pilotos en el punto inevitable de tener un encontronazo en pista, que es la línea roja que no pueden pasar ambos, un pacto que costará mantener. Como será complicado que lo hagan con el nuevo pacto surgido en Rusia, el de estar más callados en la radio a partir de ahora.

"Binotto tendrá que trabajar en los próximos días en calmar los ánimos. Ferrari claramente ha progresado mucho en las últimas semanas, pero todavía tiene algunos problemas internos respecto a sus pilotos", sostuvo Ross Brawn, que fue el segundo de Jean Todt en la era gloriosa de Ferrari con Schumacher.

Y cerró: "Es una combinación explosiva y necesita un trato cuidadoso. Mattia es muy consciente de cómo funciona este tipo de dinámica, ya que ha tenido experiencia con ella cuando era un ingeniero joven, pero ahora tiene la obligación de asegurarse de que el mecanismo que lleva a tener una rivalidad sana funciona sin problemas".