Volkswagen producirá respiradores con sus impresoras 3D

"Estamos aprendiendo rápidamente sus requisitos y necesidades y una vez los tengamos definidos con un proyecto realizable nos pondremos inmediatamente en producción", dijo un portavoz de la marca.

El avance de la pandemia pone a todos los sectores en alerta. La industria automotriz está comprometiéndose con los gobierno sde diversos estados europeos para ayudar en la producción y provisión de tecnología sanitaria. Incluso cuatro escuderías de la Fórmula 1 han ya han asumido su compromiso en Reino Unido. Ahora es Volkswagen, el gigante que se implicará en el diseño y fabricación de modernos repiradores y ventiladores pulmonares para ayudar a hacer frente a la crisis del coronavirus que temen se espera que también tenga gran incidencia en Alemania. Para ello, se hará uso de las impresoras 3D de la marca.

El grupo germano sigue así los pasos de McLaren en Reino Unido y otros equipos de Fórmula 1; Ferrari y FCA, en Italia, y G.M. y Ford en Estados Unidos. Otras marcas del grupo Volkswagen, como Porsche y Bentley, también están dispuestas a aportar su tecnología para la batalla.

Todas estas firmas ya se han implicado en el tema ante la situación de emergencia mundial. Y BMW también se encuentra en fase preparatoria para implicarse en la fabricación de estos elementos.

"Para nosotros, los aparatos médicos son un sector complemente nuevo. Pero estamos aprendiendo rápidamente sus requisitos y necesidades y una vez los tengamos definidos y tener un proyecto realizable nos pondremos inmediatamente en producción", ha señalado un portavoz de la marca de Wolfsburgo. 

Volkswagen entiende que la forma más rápida y fácil de activar la producción de estos elementos es gracias a la técnica de impresión 3D. La razón es que pasar de la fase del diseño a la fabricación a escala puede ser muy rápida, no en vano la empresa dispone de 125 impresoras  para realizar diversos componentes de sus vehículos o para la realización de prototipos. 

El conocimiento que tienen las empresas del automóvil en la simulación a partir del diseño por ordenador les permite acortar de forma notable los plazos habituales de diseño. Es algo que está fuera del alcance de la industria de material médico. Aunque para sacar partido a estos recursos del mundo de la industria automotriz es necesaria la colaboración con las firmas de material médico y responsables de sanidad.

Por ejemplo, en España, uno de los países más castigados por la pandemia, hay un grupo voluntario de ingenieros, informáticos y médicos que trabajan en línea’ para poner a punto un programa de software que permita fabricar respiradores mediante técnicas de impresión 3D. Y buscan quién tiene estas impresoras para ofrecerles el programa una vez esté desarrollado.