Volkswagen y Ford juntos en el desarrollo de autos eléctricos

Volkswagen y Ford anunciarán en el Salón de Detroit, un nuevo acuerdo de colaboración que afectará principalmente al desarrollo de los autos eléctricos.

Volkswagen y Ford anunciarán en el Salón de Detroit un nuevo acuerdo de colaboración que afectará principalmente al desarrollo de los autos eléctricos, un campo en el que la marca del óvalo va con algo de retraso respecto a sus competidores.

Los dos gigantes Volkswagen y Ford irán juntos en todo lo que se refiere al desarrollo del auto eléctrico. Hace un año llegaron a un acuerdo al respecto que supone la inversión de 12.000 millones de euros en este rubro hasta 2022. Éste se va a ampliar de forma oficial en el Salón de Detroit, que dará comienzo el próximo lunes. Por un lado la marca alemana se beneficiará de la experiencia de Ford con el auto autónomo, mientras que los americanos podrán aprovechar la plataforma MEB (de la foto) de sus ahora socios, destinada a vehículos eléctricos.

China y Estados Unidos, referentes en lo que a la automoción eléctrica se refiere, sufren desde hace tiempo una desaceleración en sus mercados, lo que hace que los fabricantes tengan que buscar formas alternativas para seguir con el desarrollo de la tecnología. Una alianza como la que tienen a punto Ford y Volkswagen supondrá importantes ahorros a corto y medio plazo. El camino hacia el automóvil eléctrico no es sencillo. La inversión es máxima y el trabajo, complicado.

Volkswagen es uno de los fabricantes que va viento en popa con los coches eléctricos gracias principalmente a la mencionada MEB. Tener una plataforma propia para coches eléctricos 'se come' gran parte de la inversión y no todos pueden destinar tanto presupuesto en el desarrollo de algo así.

Es aquí donde convergen las dos marcas, Ford y Volkswagen. Durante el pasado mes de junio ambas se reunieron para conversar y trazar algunos planes de futuro en conjunto, entre los que se incluía el desarrollo y producción de algunos vehículos. No se dijo nada más, pero el acuerdo entre los dos fabricantes alrededor del coche eléctrico es inminente. El director financiero de Volkswagen, Frank Witter, dijo no hace mucho que la marca está abierta a muchas más colaboraciones que en el pasado y que estudia la posibilidad de compartir la plataforma para coches eléctricos.

Volkswagen quiere fabricar diez millones de vehículos eléctricos durante la vida comercial de la plataforma MEB y quiere que estos sean mejores que los Tesla, pero más baratos. Para eso es imprescindible fabricar y vender muchas unidades. Que Ford tuviera acceso a la plataforma significa más autos y serviría para bajar el coste de la misma, mientras que para ellos sería una forma más económica de contar con una tecnología que claramente es el futuro.

Por el ahora, lo único que se ha confirmado es la colaboración entre ambas compañías para el desarrollo conjunto de vehículos industriales ligeros. El anuncio oficial lo hizo Volkswagen durante la pasada junta anual del grupo. Además, como complemento, ambas marcas también anunciaron ‘campos adicionales de cooperación fuera del segmento de los vehículos comerciales ligeros’.

Volkswagen ha querido dejar claro que ambas marcas serán rivales en el mercado aún con esta colaboración, pues sólo se centrarán en el desarrollo y no en áreas como la estrategia comercial, los mercados donde se comercializarán los modelos o los precios. Una declaración como ésta viene por los rumores que surgieron en la red sobre una fusión del Grupo Volkswagen con Ford, la cual está muy lejos de la realidad.

Junto al anuncio de colaboración con la firma americana, Volkswagen también comunicó en su día la ampliación de la inversión en el desarrollo de autos eléctricos y en tecnología de conducción autónoma. En concreto, pasa de los poco más 34 millones de euros planeados inicialmente, a una cifra que alcanza más de 43. Esta inversión que se llevará a cabo en los próximos cinco años, hasta finales de 2023.