“Vuelvo con una moto que estuvo 4 años desarmada en un altillo”

Un campeón argentino regresa en Buenos Aires. Sebastián Martínez, campeón Superbike 2015, retorna para la cita de este fin de semana en el Autodromo de Buenos Aires. Lo hará a bordo de un 600cc. que estuvo desactivado por más de 4 años.

El motociclismo de competición es parte de su estilo de vida. Los seis meses que estuvo debajo de la moto fueron una eternidad para él. Entonces ideo el proyecto retorno. Consiguió un Yamaha R6 del año 2011 que estaba todo desarmado y abandonado en un altillo. Junto a su hermano, el preparador Ezequiel Martínez se pusieron manos a la obra y una vez puesta en pista fue una de las motos más veloces del fin de semana en el track day de San Nicolás.

Sebastián Martínez lo cuenta así: “Es difícil poder alejarme de algo que amo tanto. Estuve 6 meses fuera de las carreras y para mí fue una eternidad, por eso activamos de cero esta moto que estaba tirada en el altillo del taller. Mi hermano la armo en solo 7 días”. “Hacía muchos años que no me subía a un 600cc., estaba muy acostumbrado al Superbike y un Super Sport se maneja al revés. Antes de San Nicolás, tuve mi primera toma de contacto en Concordia una semana atrás y las primeras 3 o 4 tandas padecí la falta de potencia. Me costó mucho, aceleraba tarde, frenaba antes pero me fui soltando. Ya en San Nicolás estuve competitivo. Descubrí que es un circuito muy rápido con mucho grip, me fui adaptando poco a poco. Todavía estaba en la readaptación de manejar un 600cc. El sábado lo disfruté muchísimo. Además, la 600 tiene eso que hay que llevarla todo el tiempo a fondo así que me la pasé genial”.

“Vuelvo para correr en la que considero mi casa, Buenos Aires. En el Circuito 8, me consagré campeón FAM en 2002 y aunque hace muchos años que no transito ese trazado tengo mucha experiencia en el “6” y no creo que sea difícil sentirme cómodo. Correr en casa es un gran punto a favor”. “Todo se lo debo a mi familia que me apoya de una manera increíble”.

 

Foto: Megamax