VW se retira definitivamente del automovilismo

La marca alemana anunció ayer la finalización del programa ID R y con esto disolvió lo último que quedaba de su departamento deportivo.

El Grupo Volkswagen anunció ayer, a través de un comunicado, el cese de sus actividades en el automovilismo deportivo e informó que los más de 150 empleados que estaban abocados al programa ID R serán absorbidos por la planta alemana de fabricación de autos de calle.

Con esto, se pone fin al proyecto ID R, el prototipo eléctrico con el que la marca se propuso batir una serie de récords y que había sido el último vínculo de manera integral de VW con el motorsport. La noticia se produce casi exactamente un año después de que VW Group anunciara que la marca se centraría por completo en las carreras de vehículos eléctricos y solo un día después de que Audi revelara una reorganización de sus actividades dentro del automovilismo mundial que incluirá un programa con LMDh para el WEC.

“La marca Volkswagen está en camino de convertirse en el principal proveedor de movilidad eléctrica sostenible. Con este fin, estamos uniendo nuestras fortalezas y hemos decidido descontinuar nuestras propias actividades de deportes de motor para la marca Volkswagen”, dijo el Dr. Frank Welsch, miembro de la junta de desarrollo de VW.

Pasaron cuatro años del comienzo del fin. A fines del 2016, generó un cimbronazo la intempestiva salida de VW del WRC, con todo el desarrollo hecho para la temporada siguiente y en plena hegemonía de cuatro años con los títulos mundiales del francés Sébastian Ogier. El “Dieselgate” había sacudido a toda la compañía. El escándalo le costaba al Grupo Volkswagen unos 15.000 millones de dólares de multas impuestas por las autoridades norteamericanas, debido al uso de un software fraudulento que falseaba las emisiones contaminantes de sus motores diésel.

La marca dejó de lado sus costosos programas deportivos y orientó su estrategia hacia la electrificación de sus autos. Allí emergió el proyecto ID R, el prototipo eléctrico con el que se propusieron dejar marcas entre los autos de su tipo en Pikes Peake, Nürburgring, Goodwood, entre otros.

Los 169 empleados en el equipo harán la transición en los próximos meses. “La profunda experiencia técnica de los empleados, así como los conocimientos adquiridos con el proyecto ID.R permanecerán en la empresa y nos ayudarán a desarrollar aún más modelos eficientes de ID”, aseguró Welsch.

"El equipo Volkswagen Motorsport GmbH ha tenido importantes éxitos deportivos para la marca durante décadas", dijo Wilfried von Rath, también miembro de la junta directiva de Volkswagen. Y agregó: “Mi más sincero agradecimiento a todos los empleados por las numerosas victorias, títulos y récords en todo el mundo y su compromiso personal”.

Por último, VW garantiza el suministro de repuestos para el Polo GTI R5 y el Golf GTI TCR a “largo plazo”.

El récord del VW ID R en Nürburgring: