"Yo decía que nunca iba a manejar un auto eléctrico"

Lewis Hamilton probó en Inglaterra el súper auto de Mercedes Benz: el EQS eléctrico, y quedó maravillado...

Lewis Hamilton no pierde tiempo con Mercedes. Antes de su agónica victoria en el Gran Premio británico el campeón del Mundo de Fórmula 1 se ha subido al futuro de Mercedes: la súper berlina eléctrica EQS.

Ha sido en los días previos al paso de la Fórmula 1 por Inglaterra con motivo de las dos carreras en Silverstone. El líder del mundial actual pudo ver de primera mano el futuro de su marca: la primera gran berlina alemana que se propulsará exclusivamente con energía eléctrica y que llegará ya en 2021.

"La sostenibilidad es el futuro y es el único modo en el que podremos salvar el planeta", aseguró el campeón británico tras contemplar el prototipo del EQS.

Se trata de un concept que quizá no se adapte del todo a los gustos de un piloto de carreras, pero que encandilará a Hamilton, un ferviente activista en favor de la transformación hacia la eficiencia de la industria del automóvil.

"He nacido en la era de los autos de combustible y yo fui uno de esos que decían que nunca iban a conducir uno eléctrico, pero ahora tengo un EQC y un Smart eléctrico que me encantan. Todos tenemos que ajustar nuestros prejuicios alguna vez en la vida. Sólo conduzco esos autos ahora", reconoció el británico.

¿CÓMO ES EL EQS?

Ola Källenius hizo su primera aparición en Asia como CEO del grupo Mercedes en el marco del Salón del Automóvil de Guangzhou, a finales de noviembre. Una 'plaza' importante, pues China es el mercado más grande de Mercedes-Benz para el Clase S: más de uno de cada tres registrados a nivel mundial se vende allí.

Mercedes Benz EQS eléctrico

El EQS, aunque mide más de cinco metros, es ligeramente más corto que el próximo S de batalla larga. Sin embargo, con las baterías situadas en el piso del vehículo, y dado que no hay túnel de transmisión ni motor bajo el capot, la limusina eléctrica puede ofrecer un interior más espacioso y flexible. Como es probable que el Mercedes CLS no tenga un sucesor, el EQS podrá brillar como el único modelo de la casa con puertas sin marco y una silueta visualmente muy plana, en la que el parabrisas fluye hacia el capot.

Lo mismo podría decirse de la parte trasera, donde la gran ventana se extiende hacia la tapa del baùl, que parece una mezcla entre el CLS y el Porsche Panamera. La carrocería en sí es esbelta y tonificada, mientras que las poderosas ruedas contribuyen al opulento aspecto general del EQS. También lo hace la trompa plana con numerosos módulos de luz dentro de los faros y de la parrilla y una tira de luz trasera diseñada en forma de 229 pequeñas estrellas de Mercedes-Benz.

En el habitáculo del EQS queda claro que todo el tablero se mezcla con la base de la moldura delantera para formar una escultura, envolviendo a los ocupantes como la cubierta de un barco. El cuadro de instrumentos, la consola central y los apoyabrazos flotan en el interior ofreciendo una visión de futuro de los interiores de los modelos de lujo venideros de Mercedes-Benz.

La instrumentación difícilmente puede describirse como tal. La información más importante se proyecta en las superficies decorativas detrás del volante, pero no hay que ilusionarse demasiado ya que la versión de producción seguirá utilizando un cuadro de instrumentos más clásico, eso sí, digital.

Tiene cuatro asientos contorneados e incluso en Mercedes-Benz hay una clara intención de prescindir del cuero real aprovechando las tendencias 'eco': se utiliza una madera de grano especial en el salpicadero y los asientos están cubiertos con una microfibra hecha de botellas de plástico recicladas (opcionalmente sí será posible pedir un cuero artificial con una superficie técnica fina equivalente al cuero de napa), mientras que el forro del techo es de un tejido que, en parte, está creado con desechos plásticos recogidos en el mar.

Mercedes Benz EQS eléctrico- interior

Muchas marcas afirman que ofrecen el mismo nivel de comodidad para cada pasajero independientemente del asiento que estén utilizando, ya sea delante o detrás. Pues bien, en este caso realmente es así, tanto en términos de espacio disponible, como de construcción de asientos y recursos de información o entretenimiento.

¿CUÁNTA POTENCIA TIENE?

El 'concept car', con tracción a las cuatro ruedas, funciona con dos motores eléctricos, que en conjunto generan 476 CV/760 Nm, lo que teóricamente hace posible que el Vision EQS alcance los 100 km/h en solo 4,5 segundos. Su batería, con alrededor de 100 kWh, anuncia un alcance de hasta 700 kilómetros. A diferencia del Mercedes EQC (limitado a 180 km/h), el EQS debería superar los 200 km/h.

En viajes largos o con el tráfico muy congestionado, el conductor podría ser relevado de la carga de controlar el coche por el asistente de conducción autónoma de nivel 3 (y gracias a los sistemas de sensores modulares ese grado de robotización podría extenderse hasta ser totalmente automatizado en el futuro). Con una potencia de carga estimada de 350 kilovatios, la batería debería poder recuperar hasta el 80% de su capacidad total en apenas 20 minutos.

Para competir en cuanto a prestaciones con el tesla Model S (de un segmento de mercado más bajo, es cierto), Mercedes-Benz está considerando la posibilidad de lanzar versiones de más de 600 CV. 

Mercedes Benz EQS eléctrico