Ardusso ganó la batalla más difícil y ahora va por otro título

Facundo Ardusso volvió a ganar el campeonato interno dentro de Renault. El abandono de Pernía le permite tener todo el apoyo para la última fecha

El triunfo de Facundo Ardusso y el abandono de Leo Pernía en la final de los 200 Km de la ciudad de Buenos Aires dieron por terminado el campeonato interno dentro de la marca del rombo. El equipo Renault volvió a demostrar todo su potencial y llegó al desenlace del torneo con dos de sus autos peleando por el título. Durante el desarrollo del calendario ambos pilotos tuvieron vía libre para correr. Las órdenes de equipo no debieron actuar salvo en una de las carreras del callejero de Santa Fe. En el resto de las competencias tanto Ardusso como Pernía actuaban por sus objetivos personales. Lo único que tenían que tener en claro era que la marca estaba por encima de todos. Sin dudas que el comportamiento fue muy bueno y tanto el de Las Parejas como el de Tandil supieron hacer las cosas de manera correcta. Si hubo bronca o impotencia fueron siempre dentro los parámetros normales.

Leer más: Altuna: Un invitado codiciado que debe ser titular

La carrera del domingo no era una fecha más. Tanto Facundo como Leo sabían que era una competencia bisagra para ellos. Quien se iba mejor posicionado de Buenos Aires iba a tener de manera obligada, para el último capítulo del año, el respaldo del resto de los pilotos que integran el Team. En Alta Gracia todos trabajarán para el campeón.

El abandono del auto de Pernía fue un puñal para las esperanzas del Tanito. El conductor del auto número tres tenía toda la fe para llegar al Cabalén con las posibilidades de ganar lo que está buscando desde hace tiempo. Su auto venía funcionando muy bien, había hecho una remontada enorme en la carrera anterior disputada en San Nicolás, y de a poco le iba metiendo más presión a un Ardusso que supo salir de un momento complejo en el torneo. Para suerte del actual monarca, la presión se descomprimió totalmente con el abandono de Pernía.

En el automovilismo siempre se dice que el primer rival a vencer es el compañero de equipo. Es a el a quien hay que ganarle. Después al resto. En el autódromo capitalino Facundo Ardusso ya se sacó a su primer rival de encima y logró el primer objetivo. En Córdoba ira por el segundo.  

Leer más: Renault Sport se consagró de manera anticipada