Chevrolet terminó de armar su equipo

El equipo Chevrolet de Súper TC2000 culminó el año peleando el campeonato pero sobre todas las cosas armó el la estructura que le faltaba.

Chevrolet fue competitivo en los últimos años e incluso fue campeón en 2016 y subcampeón del 2017, sin embargo esos dos logros los obtuvo Agustín Canapino, quien sobre el final de la temporada encontró tres escuderos que ya estaban pero necesitaban terminar de afianzarse.

El equipo está a cargo del ingeniero Luciano Monti, quien analizó el año que paso y aseguró que terminaron con un gran nivel en sus cuatro autos, ya que el comienzo no fue el mejor pero luego encontraron el camino.

Leer más: El año de Mallo 

Chevrolet se quedó con el campeonato de marcas

“Creo que tenemos un muy buen equipo, estábamos mucho mejor para pelear el campeonato pero perdimos puntos por diferentes motivos que nos hace replantear algunas cosas que tenemos que mejorar para este año”, comentó Monti.

Desde afuera del equipo, se veía a Canapino un poco solo a la hora de buscar puntos pero sobre el final del año los cuatro pilotos fueron protagonistas, a lo que Monti sostuvo: “Tanto Manolo (Mallo) como Facu (Conta) hicieron un gran fin de año, obviamente Agustín (Canapino) ya sabemos lo que es y Berni (Llaver) sumo muchos puntos y por eso fuimos campeones de marca”.

En la última fecha del año, que se desarrolló en Alta Gracia, Chevrolet tuvo a los cuatro adelante gracias a la prueba que realizaron una semana antes de la competencia, pero su ingeniero reconoció: “Nos jugó en contra la estrategia  dejar la prueba para antes de la última, yo pensé que llegaba con más chances, de todas maneras les sirvió a todos para Córdoba, el balance es muy bueno y creo que tenemos un gran equipo para el año que viene”.

Para el 2018 Chevrolet solo confirmó a Canapino pero continuaría con los cuatro pilotos, lo cierto es que estaría todo dado para continuar así, ya que el equipo está consolidado.