Duda para los 1000 kilómetros del TC

Lionel Ugalde todavía no tiene confirmado si estará presente en los 1000 kilómetros de Buenos Aires. La parte presupuestarias es clave para la decisión.

Mientras varios pilotos ya tienen todo confirmado para los 1000, hay uno que todavía no sabe si estará presente en la cita del 19 de agosto en el autódromo de Buenos Aires. Lionel Ugalde está trabajando para poder estar, pero la parte presupuestaria no está fácil para el marplatense, quien está trabajando para poder tener dos invitados que lo ayuden a estar en la grilla de largada.

“Hablé con algunos muchachos y estamos viendo a ver si juntan lo que necesito para poder acompañarme. Está difícil porque la gente no tiene presupuesto y yo realmente no puedo bancar la carrera de mi bolsillo porque vengo de dos carreras muy accidentadas que me complicaron en lo económico para poder arreglar el auto”, explicó el piloto de Ford.

Y agregó: “La tomo con expectativas la carrera a ver si cierro y si no cierro tendré que parar en esa para asegurarme la continuidad hasta fin de año después. Es una carrera importante pero costosa y sin tener los medios porque si llega a pasarme algo ahí, soné. Tengo que parar de correr hasta el año que viene. Esa es la cuenta que saqué. Si no voy con el presupuesto adecuado a esa carrera, me conviene esperar y terminar el año sin parar. Pero la idea es poder correrla con mi auto”.

Ugalde es duda para los 1000 kilómetros del TC

A su vez, Ugalde comentó cuáles fueron las roturas del auto en la carrera de Termas, en las cuales equipo aún continúa trabajando para repararlo. “Se rompió el frente del auto. Trompa, parte del túnel. Un montón de detalles. Y se rompió la cola completa. Yendo marcha atrás pegué muy fuerte. Alerón, guardabarros. Prácticamente hubo que hacer el auto en chaperío de vuelta. Fue un golpe bastante importante. Eso lleva tiempo”.

¿Estará Ugalde en los 1000 kilómetros de Buenos Aires? Y si no corre ¿será invitado por otro piloto como lo fue con Savino o Di Palma?

Leer más: GUILLERMO KISSLING Y SU MIRADA SOBRE EL PRESENTE DEL TC