Hamilton y una racha que duró 33 carreras

Lewis Hamilton no pudo ver la bandera a cuadros en el Gran Premio de Austria por problemas en la presión de combustible, algo que no sucedía desde 2016.

La Fórmula 1 disputó su noveno Gran Premio de la temporada en Austria, donde Max Verstappen se llevó el triunfo con el Red Bull y los Mercedes tuvieron una jornada para el olvido, ya que Lewis Hamilton y Valtteri Bottas debieron abandonar. El piloto británico no desertaba desde Malasia 2016: una racha que duró 33 carreras.

  • LEER MÁS: Wolff banca la parada tras los "horrores" de Mercedes

  • Hamilton partió desde la segunda posición en el Gran Premio de Austria, pero una mala estrategia luego de la detención en boxes lo dejó en el cuarto lugar. Pero en la vuelta 65, el Mercedes lo dejó a pié al británico por un inconveniente en la presión de combustible.

    Hamilton no abandonaba un Gran Premio desde la 16° fecha de la temporada 2016 que se disputó en el circuito de Malasia, cuando el motor del Mercedes dijo basta a 17 vueltas para el final y sus chances de conseguir el campeonato se esfumaban.

    Hamilton no abandonaba desde Malasia 2016

    “El auto se comportó excelente, fuimos rápidos, pero tener dos fallas diferentes es inusual. No podemos darnos el lujo de tirar los puntos. Tenemos que encontrar un método a prueba de balas para avanzar en la estrategia, porque si nuestro automóvil hubiera seguido adelante, era una victoria fácil para nosotros, estábamos a la vanguardia", explicó en primer término Hamilton.

    Y concluyó: "Este es definitivamente el peor fin de semana que recuerdo haber tenido durante mucho, mucho tiempo, pero tengo mucha confianza en mi equipo".

    Con el abandono en Austria, Hamilton perdió la primera posición del campeonato en manos de Sebastian Vettel por un punto, ya que el alemán de Ferrari tiene 146 y el británico de Mercedes cuenta con 145.

  • LEER MÁS: Aston Martin pone en duda su ingreso total a la F1

  • La próxima fecha de la Fórmula 1 será el fin de semana que viene el Silverstone, donde de local Hamilton tratará de dejar en el olvido este mal resultado final en Austria.