La revancha de Risatti en Buenos Aires

“Caito” Risatti ganó la “Carrera del Año” para el Top Race y se tomó revancha de lo que fue la chance de victoria que se le escapó en Concordia.

El Top Race se presentó este fin de semana en el autódromo de Buenos Aires, donde la victoria quedó en manos de “Caito” Risatti. El de Laboulaye logró su primer éxito con Fiat y además se tomó revancha de la posibilidad de ganar que se le escapó cuando hizo un trompo por una falla en el autódromo de Concordia.

LEER MÁS: Top Race ya tiene ocho ganadores diferentes en 2018

En aquella oportunidad, el Top Race disputó su tercera fecha de la temporada en el autódromo de Concordia, donde en la última vuelta, Risatti lideraba a bordo del auto del Fiat Octanos cuando al momento de transitar una variante a la derecha su vehículo entró en trompo y se quedó con las manos vacías.

 


El 2018 de Risatti en el Top Race comenzó en el Sportteam, ya que solamente disputó la cita apertura en Paraná donde fue excluido por un toque a Antonino Sganga en la largada. Luego, por motivos presupuestarios, “Caito” no estuvo presente en Río Cuarto y de cara a la tercera fecha en Concordia, arribó al Fiat Octanos donde sucedió lo comentado anteriormente.

La cuarta competencia del año fue en San Juan con carrera doble, allí Risatti vio la bandera a cuadros en la sexta posición en la primera final, mientras que en la segunda culminó 11°. Luego, el Top Race visitó el autódromo de Alta Gracia y el de Laboulaye fue excluido por técnica.

En Termas de Río Hondo, donde también hubo doble final, el de Laboulaye tuvo un fin de semana para el olvido, ya que en la carrera del sábado recibió la exclusión por un toque al auto de Josito Di Palma y en la del domingo abandonó cuando iban 13 vueltas.

LEER MÁS: El descargo tras la exclusión de Canapino

En Salta, en la competencia sabatina, Risatti pudo ver la bandera a cuadros pero en la posición 14°. En la del domingo, debió desertar con el Fiat.

Por último, en la “Carrera del Año”, clasificó quinto el sábado y el domingo realizó una gran competencia en la que cruzó antes que nadie la bandera  a cuadros y pudo tomarse revancha de aquel sinsabor que tuvo en Concordia.

Risatti ganó en Buenos Aires y se sacó la espina de Concordia