Mendoza, por encima del promedio nacional en Seguridad Vial

Se destaca el alto porcentaje en el uso del cinturón de seguridad, del casco en motos y en las luces reglamentarias. Provincias del norte con bajas cifras.

Mendoza es la provincia del país en la que más se respeta la utilización de elementos vitales de seguridad en vehículos, como lo son el cinturón de seguridad en todas las plazas del auto o el casco para motociclistas, de acuerdo a un nuevo estudio estadístico elaborado por la Agencia Nacional de Seguridad Vial. Según ha publicado el diario Los Andes de la capital mendocina, los números, incluso, están muy por encima de la media nacional.

El informe fue elaborado por el Observatorio de Seguridad Vial (ANSV), que se encarga de investigar, evaluar y concluir los actos y hechos vinculados con el entramado vial, su entorno, estructura y los usuarios de las vías públicas.

El estudio, que se realizó desde 2016, permitió establecer un diagnóstico respecto a las conductas de los principales usuarios de la vía en todo el territorio nacional. Tomando como referencia a la cadena de resultados en seguridad vial, esta investigación permitió conocer el desempeño de algunos de los resultados intermedios como son el uso del cinturón de seguridad y del casco.
 
Desde el Gobierno provincial destacaron que está en plena vigencia la nueva Ley Provincial de Seguridad Vial, con la que se realizan mayores y más estrictos controles para a aquellas conductas que ponen en riesgo la vida de todos.
Uno de los principales focos -que se reforzarán durante vacaciones de invierno- se centra en detectar conductores que sobrepasen los límites de velocidad y bajo los efectos del alcohol. Pero a la vez, precisaron desde el Gobierno, que se sigue trabajando fuerte para continuar con los buenos resultados de la estadística por uso de cinturón de seguridad y que los niños viajen en los asientos traseros y con sistemas de retención infantil (SRI) en los casos que indica la normativa.

Mendoza y Cuyo, como ejemplo nacional

Los resultados que arrojó el estudio -en el que participaron el Observatorio Nacional Vial y el Observatorio Provincial de Mendoza- evidenciaron que en Argentina sólo el 43,6% de los vehículos transita con todos sus ocupantes protegidos mediante el uso del cinturón de seguridad. A su vez, que el uso del cinturón difiere según la posición dentro del vehículo, siendo los conductores quienes más lo utilizan (50,2%), siguiendo el copiloto (42,9%) y finalmente los ocupantes traseros que son quienes menos se protegen (23,1%).

En este sentido, Mendoza lidera el ranking de provincias en uso del cinturón de seguridad en total vehículo protegido (67,5%), en uso del casco, en total vehículo protegido (90,6%) y también en uso de luces reglamentarias en autos (88,4%) y en motos (82,3%). En contraposición, el estudio evidenció los bajos niveles de uso de elementos de seguridad vial en otras provincias del territorio argentino, principalmente en aquellas pertenecientes a las regiones del norte del país.

Si se analiza por regiones del mapa nacional y se considera el uso del cinturón en el total vehículo, que alude a la protección de todos sus ocupantes, se puede observar que mientras Cuyo (60,8%) exhibe niveles de uso muy por encima del promedio nacional (43,6%), la región del NOA muestra la situación más crítica del país (35,8%). La región del Área Metropolitana de Buenos Aires (44,7%), la región Pampeana (41,6%), Patagonia (41,4%) y el NEA (41,1%) se encuentran alineadas a la media nacional.

Uso del casco según región geográfica, se observan zonas de mayor vulnerabilidad.

La región Pampeana (57,1%) registra una tasa de uso en el total de vehículo protegido alineada a la media nacional (60,7%). La región del Área Metropolitana de Buenos Aires (75,8%), Cuyo (86,3%) y Patagonia (76,8%) exhiben tasas de uso más altas que el resto del territorio nacional y las regiones del norte, NEA (54,0%) y NOA (46,5%), presentan la situación más crítica en relación al uso del casco.

Los autores del informe hicieron énfasis en que “la medición realizada en 2016 del comportamiento de los usuarios de la vía, con representatividad de alcance provincial, permitió dar cuenta de la heterogeneidad en el uso de elementos de seguridad vial en el territorio argentino. Por un lado, destacan los resultados favorables de la región del Cuyo, específicamente la provincia de Mendoza, la cual registra tasas de uso de todos los elementos de seguridad vial muy por encima de la media nacional”.

Las conclusiones señalaron que “los buenos resultados intermedios de la provincia de Mendoza en materia de cinturón de seguridad, casco y luces diurnas son el resultado de una serie de esfuerzos realizados desde la esfera de lo público y desde la sociedad civil. En su conjunto, fue posible construir hábitos más saludables respecto del uso de estos elementos de seguridad vial”. También se resaltó que estos resultados merecen ser contemplados con preocupación (fuera de lo que es Mendoza) si se considera que, tal como lo indica la OMS, el uso de elementos de seguridad vial mitiga las consecuencias de morbimortalidad (resultados finales) ante la ocurrencia de la siniestralidad vial.