Polémica definición del Nascar: ¿Show o deportividad?

El Nascar vivió una definición muy polémica entre Kyle Busch y Kyle Larson en Chicago y abrió otra vez el debate. ¿Show o deportividad?

El Nascar tiene acostumbrado a sus seguidores a tener definiciones al milímetro o muy polémicas. Algunos entienden las reglas de juego y a otros les cuesta. Lo que está claro que lo sucedido este fin de semana en Chicago abrirá nuevamente el debate entre quienes piensan que el automovilismo debe ser un show y los que piensan que es un deporte con reglas que deberían ser claras. El fin de semana Kyle Busch y Kyle Larson pelearon por la victoria en la última vuelta. En uno de los curvones Larson y tocó a Busch y pasó a ser primero. El del coche 18 se quedó con la vena en el ojo y fue en busca del coche 42. Lo tocó de atrás para desestabilizarlo y poder superarlo. Así Busch ganó la competencia.

Después de lo ocurrido en Estados Unidos el tema surgió fuertemente en las redes sociales. Hubo mucha gente que apoyó y aplaudió lo sucedido. Hubo pocas críticas ante una definición que para los más “tradicionalistas” no tienen ningún tipo de discusión. Que no debería valer ni en Argentina, en Estados Unidos o en ninguna parte del planeta donde se practica el deporte motor. No es novedad que para el país norteamericano el show va por sobre el resto. Donde el circuito, por más que este asfaltado, se convierte en un “Circo romano”.

Así lo entienden sus dirigentes, sus pilotos y por sobre todo su público, quienes van al autódromo a ver lo que sucedió el fin de semana. Lejos está lo que pasa en Argentina, donde un roce como el que pasó hubiera armado un tremendo escándalo si los Comisarios Deportivos no lo hubieran sancionado. A continuación te dejamos el  video con lo ocurrido para que decidas que preferís: ¿Show o deportividad?

 


Leer más: HAMILTON Y UNA RACHA QUE DURÓ 33 CARRERAS