Aparicio: “Creo que nosotros tenemos que empezar antes que el fútbol”

Adrián Aparicio, el responsable del MG Bikes, habló de la situación que viven los equipos del Superbike Argentino.

El motociclismo es otra de las disciplinas del deporte motor que está atravesando una situación complicada por la falta de actividad. El titular del MG Bikes Racing, Adrián Aparicio, dialogó con Carburando y señaló que, al igual que el automovilismo, las “dos ruedas” tienen las condiciones necesarias para volver al ruedo por la forma en que se practica la especialidad.

“Junto con el automovilismo y comparándolo con los deportes grupales, nosotros estamos en condiciones de empezar la actividad mañana mismo. Nuestros deportistas no tienen contacto con otros deportistas, no compartimos un vestuario, tal vez manejar el distanciamiento social se hace complicado, pero teniendo a los mecánicos con todos los elementos de protección, tenemos muchísimo menos riesgo que otra actividad. Si el fútbol comienza, yo creo que nosotros tenemos que empezar antes que el fútbol”, manifestó Aparicio en primera instancia.

Por su parte, el responsable del equipo que representa a Yamaha en el Superbike Argentino hizo un resumen de la situación que viven las distintas estructuras. “Estamos en contacto con la Agrupación de Jefes de Equipo del Motociclismo de Velocidad (AJEMOV) de manera semanal. Por suerte, nuestra actividad no es exclusivamente la competición, tenemos un concesionario oficial atrás, hay otras unidades de negocio alrededor. En tanto, la gente que está dedicada 100% al deporte motor está muy complicada. Ellos si están pasando un momento malo porque se encuentran sin la actividad, pero creo que tendrán que reinventarse y volver a trabajar con el cliente zonal porque estar tanto tiempo sin la competencia, seguramente los complica y mucho”, indicó.

En la misma línea, agregó: “El motociclismo no es ajeno a lo que sucede en los distintos sectores productivos, estamos todos afectados y el presupuesto no es un tema menor. Ya veníamos con una economía golpeada en los últimos dos años y teníamos la esperanza de arrancar esta temporada con buenos vientos, pero ahora esto nos deja con mucha incertidumbre para cuando esto se levante”.

Otro de los que abordó el capitalino fue los costos que hoy en día tiene la especialidad. “En el motociclismo hay un número que nos marca el costo, ya que nosotros dependemos del valor del dólar oficial. Mientras podamos garantizarnos el suministro de los neumáticos dentro de ese dólar oficial, podemos competir. Pero si seguimos con los mismos continuos aumentos en este aspecto como también en traslado y hotelería, se va a complicar reducir los gastos. La mano de obra de los mecánicos es lo que menos influye en el número final de un fin de semana. Tenemos un montón de variables ligadas a la moneda extranjera que hace que los costos sean altísimos, cosa que venimos padeciéndolo en los últimos dos o tres años”, puntualizó.

Yendo al aspecto deportivo, el capitalino describió los planes que tenía el MG Bikes Racing para este año. “Hasta que se desencadenó la pandemia veníamos haciendo la pretemporada y habíamos completado dos entrenamientos comunitarios. Además, estábamos cerrando el plantel de 600 Súper Sport con Emiliano Lancioni y Maximiliano Rocha, también íbamos a presentar un tercer piloto en la divisional, pero con todo esto no pudimos hacer el lanzamiento. En el Superbike vamos con Marcos Gioiosa, que retorna a la actividad, y en la R3 Cup estamos con Julián Nacimento. Teníamos entre cuatro y cinco pilotos confirmados”, expresó.

En tanto, aseguró que la inestabilidad de esta actualidad puede modificar el panorama. “La posibilidad del tercer piloto en 600 está latente, aunque ahora sucede que hay muchos sponsors, que con la situación que están pasando las empresas, no sabemos con qué realidad se van a encontrar cuando esto sea liberado. Hoy te puedo decir que tengo un número de pilotos asegurado, pero de acá a dos o tres meses, es muy difícil saber dónde vamos a estar parado con respecto al apoyo de los patrocinantes. Sin ellos, para algunos pilotos es inviable poder correr”, remarcó.

Por último, Aparicio hizo hincapié en que el trabajo en los autódromos no sufrirá un cambio radical cuando sea el momento de volver. “Nosotros tenemos tres concesionarios de motos, contamos con más de 20 empleados y llevamos trabajando casi 45 días. Por su puesto que si acá yo tengo seguridad para hacer mi labor, imagínate en un autódromo, donde podemos tener entre uno o dos mecánicos por moto, con el espacio que hay y cuidando el lugar de cada uno, no deberíamos de tener ningún tipo de inconveniente. Altera cosas de la rutina que uno tenía, como puede ser compartir un vaso o un mate, aspectos que hay que empezar a cambiar, pero después no tengo miedo o preocupación porque hace tiempo que estoy operativo con el concesionario y no hemos tenido ningún problema”, cerró.