BMW X5 Protection VR6: un búnker sobre ruedas

BMW X5 Protection VR6 es el SUV más seguro de su clase. La nueva versión llega con numerosas mejoras para poder ofrecer la máxima seguridad a sus ocupantes.

Es casi un tanque, pero no de guerra sino de defensa y seguridad. Carrocería con varias capas de blindaje, cristales de seguridad que resisten impactos de bala procedente de pistolas o fusiles de asalto, y un habitáculo a prueba de bombas y granadas de mano para que los pasajeros se sientan seguros. Así es el BMW X5 Protection VR6, el SUV blindado que parece un X5 normal pero, en realidad, es como un 'búnker sobre ruedas'.

 

A simple vista, el X5 Protection VR6 es casi idéntico al modelo de producción del que deriva. Su impresionante motor de nafta V8 de 4,4 litros nos da la primera pista de que no es un X5 normal. Semejante propulsor desarrolla una potencia máxima de 530 CV (entre 5.500 y 6.000 rpm) y ofrece un par máximo de 750 Nm a 1.800 rpm, que permanece disponible hasta 4.600 rpm.

Si determinados clientes se decantan por los SUV debido a su mayor porte y a una sensación de seguridad aumentada, el BMW X5 Protection VR6 que se presentará el próximo mes en el Salón de Frankfurt promete ser el centro de todas las miradas. Como se puede intuir de su nombre, es una versión blindada.

Seguridad total con la BMW X5 VR6

La marca alemana ha diseñado este modelo para que particulares, empresas o personajes públicos de alta relevancia se sientan seguros mientras viajan con sus familiares a cualquier destino, independientemente de los agentes externos que puedan entorpecer la travesía. Para ello, este vehículo cuenta con una protección antibalas merced a un sistema de blindaje VR6, capaz de soportar impactos de un fusil AK-47, para lo que ha sido necesario reforzar la carrocería con paneles de acero de alta resistencia y protecciones de aluminio en la parte inferior.

Pero no solo puede proteger a los ocupantes de un tiroteo, sino que también puede hacer lo propio con explosivos plásticos y granadas de mano. En este sentido, la marca afirma que este X5 es capaz de soportar una explosión de 15 kilos de TNT a cuatro metros de distancia, así como mantener la integridad ante el ataque con un arma arrojadiza (granada). Todo ello sin olvidarnos de un techo blindado diseñado para contener las acometidas con drones y aguantar una carga explosiva de hasta 200 gramos de C4.

Los neumáticos se han reforzado para que el conductor mantenga su camino, incluso ante una pérdida total de presión.

Lo que eleva tanto su peso y, por tanto, también el consumo es, lógicamente, el avanzado equipo de protección (pasiva y activa) desarrollado exclusivamente para este modelo, desde los moldeados de blindaje hasta el acristalamiento de seguridad.

Según BMW el blindaje de la carrocería y los cristales de seguridad garantizan la protección efectiva contra ataques con pistolas y otras armas de fuego que utilicen municiones de hasta un calibre de 7.62 × 39, lo que incluiría el fusil de asalto AK-47, de fabricación rusa y una de las armas más utilizadas en el mundo. Además, el compartimento blindado de pasajeros soporta explosiones laterales de hasta 15 kilogramos de TNT desde una distancia de cuatro metros.

BMW X5 Security VR6

El habitáculo tiene un espacio cómodo y seguro para cuatro personas, con unos cristales reforzados que ahora presentan 33 mm de espesor. También está disponible un intercomunicador para poder establecer contacto con el exterior sin poner en riesgos a los ocupantes, así como una alarma de retención estándar que con tan solo pulsar un botón bloquea las puertas, cierra las ventanas, enciende las luces y emite un fuerte sonido.

Dado que todos estos refuerzos y equipamiento adicional han provocado un aumento significativo en el peso del vehículo, este ha sido mejorado para seguir ofreciendo altos niveles de confort y prestaciones. Es por ello que tanto la suspensión como los frenos se han optimizado, mientras la potencia la brinda el V8 biturbo de 4.4 litros que desarrolla una potencia de 530 caballos. Con estas cifras, el X5 VR6 es capaz de alcanzar los 100 km/h en 5,9 segundos y su velocidad máxima está limitada a 210 km/h.

BMW explicó que la innovadora tecnología de protección Post Blast para el acristalamiento de seguridad garantiza una protección particularmente efectiva contra ataques secundarios. Incluso después de una detonación, todas las ventanas permanecen firmemente en su posición, eliminando así cualquier formación de espacios entre el cristal y la carrocería.

Los bajos blindados ofrecen protección contra granadas de mano del tipo DM51 y opcionalmente está disponible un refuerzo inferior hecho con materiales compuestos de fibra que resiste el ataque con granadas de mano del tipo HG85. También está disponible como opción un toldo blindado fabricado con materiales compuestos de acero y fibra de seguridad que ofrece protección certificada contra ataques de drones con cargas explosivas de la categoría DTG5. Esto incluiría, entre otras cosas, hasta 200 gramos de C4 y más de 500 fragmentos.

BMW X5 Security VR6