Bosch desarrolló un sistema de ayuda al conductor

Es un sistema de vigilancia que detectará las distracciones al volante por sueño o fatiga y también ayudará al resto de los ocupantes del vehículo.

Siguen loa avances en el mundo desarrollado, en busca de mayor seguridad para los conductores y en los vehículos. Sabido es que las distracciones juegan un papel fundamental en gran parte de los accidentes que tienen lugar en las rutas y por ello el fabricante de tecnologías y servicios Bosch está desarrollando un sistema de vigilancia que sea capaz de monitorear tanto al conductor como al resto de ocupantes. Esta tecnología promete reducir el número de siniestros y servir como pilar fundamental de los vehículos autónomos del futuro.

EN VENTA EN 2022

La idea de la compañía alemana pasa por lanzar este producto al mercado en el 2022, fecha que servirá para poner en la calle un proyecto que tratará de detectar la somnolencia y las distracciones del conductor. El sistema podrá tomar sus propias decisiones gracias a la inteligencia artificial, en función de los datos analizados y de los algoritmos implantados en su hardware. A través de las cámaras ubicadas en distintas áreas del habitáculo se podrá analizar con mayor detalle la conducta, los gestos y las reacciones de las personas que viajan en el vehículo.

En caso de detectar alguna anomalía el sistema emitirá una alerta adecuada a la situación y utilizará los asistentes de seguridad del automóvil para intervenir. También podrá advertir a los conductores desatentos, recomendar un descanso o, incluso, reducir la velocidad de la marcha, dependiendo de los deseos del fabricante de automóviles y de los requisitos legales.

Y dado que esta tecnología es capaz de vigilar a todos los pasajeros, ya sea al lado o detrás del conductor, las cámaras serán capaces de reconocer si los ocupantes se han desabrochado los cinturones, la inclinación de los asientos o si los pies están en una posición inadecuada, ajustando tanto los airbags como los pretensores del cinturón para garantizar la mejor protección posible. Además, en el caso de los niños, si el sistema detecta que se han quedado solos en el automóvil puede reconocer este peligro y advertir a sus padres con un mensaje de teléfono o incluso llamar a los servicios de emergencia.

Ideal para el coche autónomo

En palabras de la propia compañía: “Al supervisar lo que está sucediendo dentro del automóvil, se puede resolver un problema fundamental de los coches autónomos. Si, por ejemplo, la responsabilidad de conducir debe transferirse nuevamente al conductor después de una conducción automatizada en autopista, el coche debe asegurarse de que el conductor no esté durmiendo, ni leyendo el periódico o escribiendo correos electrónicos en su teléfono”.

Por último, cabe destacar que el nuevo sistema de Bosch será capaz de ajustar varios parámetros del vehículo en función de la persona que va a conducir, es decir, podrá actuar sobre los espejos retrovisores, la posición del asiento, la altura del volante y el sistema de información y entretenimiento.