Bugatti Chiron Hermès exclusivo para las fiestas

El coleccionista norteamericano Manny Khosbhin acaba de recibir en su mansión una versión ultraexclusiva de un modelo único: el Bugatti Chiron Hermès.

Parece un cuento de fantasía, pero es real. Justo a tiempo para disfrutar en las Fiestas navideñas el coleccionista norteamericano Manny Khosbhin acaba de recibir en su mansión una versión ultraexclusiva de un modelo de por sí único: el Bugatti Chiron.

Desarrollado de forma conjunta con la casa de lujo francesa, el Chiron Hermès Edition ha tardado tres años en llegar al garaje de Khosbhin, un auténtico fan de los autos exclusivos y, según parece, también de Hermès, puesto que también posee un Pagani Huayra «mejorado» también por la misma firma, y valorado en más de 4 millones de dólares.

Según el sitio Autocasión.com, el hiperdeportivo francés no solo luce una parrilla distinta a la del original, con un tramado realizado a medida por Hermès, sino que toda la zona inferior del alerón posterior es completamente nueva, añadiendo un vinilo con el caballo Hermès Courbettes de la casa de moda francesa.

Bugatti Chiron Hernés por dentro

 

Por su parte, el paragolpes trasero luce una nueva terminación que, además, coincide con la pintura Craie (blanco tiza) que el propio Khosbhin eligió tras un arduo ejercicio de selección. En lo que respecta al habitáculo, también se percibe la mano de los modistas al incluir una tapicería de cuero especial en blanco, el cual se combina con el mismo patrón equino del alerón pero en los paneles de las puertas y con la placa Chiron Hermès 1 of 1 que preside el umbral de las puertas a la que se une otra que reza Habillé pour Hermès (vestido por Hermés) requerida en exclusiva por su comprador.

Mecánicamente hablando este Chiron mantiene todo su potencia, es decir, el W16 de 8,0 litros y 1.500 CV de potencia capaz de impulsarle hasta los 100 km/h en tan solo 2,5 segundos.

Aunque no ha trascendido el precio del Chiron Hermès Edition, no sería extraño que superase los 2,4 millones de euros que cuesta un Chiron «de calle», o incluso los 3,5 millones del exclusivo Chiron Super Sport 300+, limitado a 30 unidades. Todo ello, por supuesto, sin las cifras de impuestos.

No es fantasía, es realidad de otro mundo.

Bugatti Chiron Hermés