“Canapino correrá sin apoyo de Argentina”

Ricardo Juncos, propietario del equipo con el que volverá a correr Canapino en Estados Unidos, está molesto por la falta de respaldo económico en el país.

Ricardo Juncos se volvió a los Estados Unidos luego de una semana de importantes gestiones en la Argentina para traer la Indy Car a San Juan en el 2020, aunque sin el apoyo económico que esperaba para darle continuidad a la aventura de Agustín Canapino en IMSA. Y si bien esta mañana el Juncos Racing anunció oficialmente la participación del arrecifeño en las 12 Horas de Sebring, el argentino radicado en Indianápolis aclaró que el actual campeón del TC correrá sin aportes nacionales.

“Canapino correrá sin apoyo de Argentina”, lanzó de manera contundente un disgustado Ricardo Juncos en diálogo con carburando.com. “Agustín estará en Sebring gracias a sponsors míos, 100 por ciento de Estados Unidos, porque en Argentina no conseguí ni un peso”, confesó el responsable del Juncos Racing.

La noticia se confirmó recién esta mañana, a pesar de que Canapino ya figuraba en la lista de los pilotos inscriptos que había publicado IMSA para la segunda de las cuatro carreras más importantes del calendario de la categoría, que se llevará a cabo el 16 de marzo. “Nos aseguramos de anotarlo a Agustín antes que se cerrara la fecha de inscripción, porque estábamos haciendo grandes esfuerzos por todos lados para concretar su continuidad. Pero la realidad es que recién lo pude confirmar esta mañana”, aclaró Juncos.

El múltiple campeón argentino viajará el viernes a Indianápolis para confeccionarse la butaca del Cadillac a su medida. Y deberá viajar a la carrera sin conocer el circuito. “La idea era que Agustín probara en los tests oficiales que se hicieron hace un par de semanas, en Sebring. Pero tampoco pude conseguir en Argentina los 20.000 dólares para subirlo a los ensayos. Por lo tanto, sacando lo que haya podido probar en el simulador de su casa, su primer contacto con el circuito será el mismo fin de semana de carrera”.

Por último, Juncos no se resigna en contar con Canapino para el resto del campeonato de IMSA. “Con Sebring y Daytona ya habrán pasado las dos carreras más costosas del calendario. Para que Agustín siga con nosotros necesitaría entre 700 y 800 mil dólares”, aseguró el responsable del equipo, quien considera que con el piloto argentino podrían pelear por el título en DPi, los prototipos de la clase mayor.