Cingolani y Bonfiglio giraron en Nueve de Julio

El piloto del TC2000 lo hizo con un fórmula de una categoría zonal y el hombre del Turismo Pista arriba de un Chevrolet Corsa.

El autódromo de Nueve de Julio tuvo nutrida actividad de pruebas en la jornada de hoy y en ella se destacó la presencia de Tomás Cingolani y Nicolás Bonfiglio. Para el piloto del TC2000 fue su segundo ensayo en este mes, mientras que el representante del Turismo Pista tuvo su primer contacto con la pista.

Al igual que lo hizo a principios de agosto, Cingolani trabajó sobre una unidad de la F4 Nueva Generación propiedad del Nini Motorsport. El hombre del Ambrogio Racing apuntó las tareas a seguir con el desarrollo del auto y también a profundizar su entrenamiento.

“La verdad que contento porque pudimos girar nuevamente en el circuito de Nueve de Julio. También con el F4 Nueva Generación que lo había hecho la otra vez, así que le agradezco a Jorge Pérez que me volvió a facilitar el fórmula para probar. Estuvimos trabajando mucho para ir evolucionando tanda tras tanda. Feliz por estar arriba de un auto de carreras”, manifestó Cingolani en primera instancia.

Y agregó: “Es importante para todos los pilotos es estar en movimiento, lo estoy pudiendo hacer con este monoplaza y también con un karting. Creo que somos privilegiados y tenemos que aprovechar esta oportunidad que se nos presenta. Fue un día largo de ensayos porque arrancamos a las 11 y estuvimos hasta las 17, pero fue una muy linda jornada”.

Por su parte, Bonfiglio se subió a un Chevrolet Corsa de la Clase 2 del Turismo Pista. El vehículo fue repasado durante el receso que impuso la pandemia del COVID-19 y la intención del nuevejulience es mejorarlo, a fin de utilizarlo nuevamente en la divisional intermedia.

Vale recordar que el actual integrante de la Clase 1 está construyendo un Volkswagen Up para ascender en la próxima temporada, pero no descartar correr con el Corsa y tener doble actividad cuando se reanude la temporada.

“Muy contento con la prueba, la verdad que el auto funcionó de maravillas. Si bien no se apuntó a trabajar en la puesta a punto,  nos abocamos en poder girar y corroborar que el Corsa este en perfecto estado. La idea era ponerlo en pista porque se lo hizo a nuevo, lo había armado en 2016 y estuvo parado. La intención fue probar para empezar a desarrollarlo”, expresó Bonfiglio.

Y en el cierre indicó: “Al igual que lo hacemos con el Fiat Uno de la Clase 1, el Corsa va a ser atendido íntegramente por nosotros y tiene la motorización de Sergio Di Pasquale. Creo que necesitamos entre dos y tres pruebas más sacar lo mejor del auto. Además, queremos aprovechar que el autódromo está habilitado para los ensayos”.