Citroën vuelve al mercado con el C4 pero, en versión eléctrica

El grupo PSA continúa con la oferta de versiones eléctricas en todos sus nuevos modelos. Ahora, es el turno de la nueva generación del Citroën C4.

El Citroën C4 ha desaparecido del universo de los compactos hace un tiempo, aunque ya podemos confirmar que lo ha hecho para volver más fuerte que nunca. Ahora el modelo C4 volverá con una nueva generación que incluirá una versión totalmente eléctrica, tal y como ya sabíamos que va a suceder con el C4 Cactus 2020. No obstante también contará con motores Diesel y de nafta con el objetivo de rivalizar de la manera más contundente posible con clásicos del segmento como el Seat León o el Ford Focus.

C4El nuevo Citroën C4 –que puede cambiar de nombre, pues la marca se refiere a él como 'nuevo Citroën del segmento C'– no estará basado en la plataforma EMP2, la que se utiliza en el Peugeot 308, sino en la arquitectura e-CMP, una plataforma modulable más pequeña que se utiliza en el Peugeot 208 y en el Opel Corsa y que ya ha sido diseñada pensando en ofrecer versiones eléctricas. Obviamente para el C4 se usaría la versión 'larga' de esta plataforma.

Por ahora, no hay especificaciones técnicas confirmadas de esta variante, aunque podría heredar las de otros modelos del Grupo ya presentados y que también estarán basados en la plataforma e-CMP, aunque pertenecientes a un segmento inferior. Por lo tanto, podría contar con un motor eléctrico de 100 kW (134 CV) de potencia y una batería de 50 kWh, los mismos componentes que montarán el Opel Corsa-e, el Peugeot e-208 o el DS3 e-Tense. Sin embargo, Le Borgne insinuó que la incorporación de un C4 eléctrico abriría la posibilidad de incluir una batería de mayor capacidad, ya que la plataforma e-CMP adaptada al segmento C cuenta con mayor distancia entre ejes y deja un espacio en el que se podrían instalar celdas para almacenar hasta 60 kWh.