Como "rayo" caído del cielo

Gastó Mazzacane, que tanto estaba buscando el triunfo, pudo festejar en el TC. No como le hubiese gustado, pero ya es ganador de la categoría..

Gastón Mazzacane consiguió su primera victoria en el Turismo Carretera. Quien tiene más de 160 carreras dentro del TC venía buscando ese triunfo desde hace muchísimo tiempo. Tuvo oportunidades pero por diferentes motivos no se le dio. Ganar en la categoría nunca fue fácil y es por eso que cuando se logra se festeja de una manera muy especial. Lamentablemente en Villicum Gastón no pudo disfrutarlo como hubiese querido. Su triunfo llegó como un rayo que iluminó mucho más tarde de lo que debería haber iluminado. Se perdió el festejó que seguramente soñó en más de una oportunidad. Mazzacane lo festejó con su grupo de trabajo cuando la tarde iba llegando a su fin. No hay dudas que lo disfrutó y lo debe estar disfrutando, pero está claro que no fue lo ideal. El ganador merecía otra celebración porque nada de lo que sucedió fue su culpa. El de La Plata fue un legítimo vencedor.

Quienes conocemos al platense sabemos que su diversión hubiese estado a la máxima expresión si las cosas si hubiesen dado como corresponde. No fue así. Debió conformarse con una velada íntima en el motorhome que lo hospedaba.

El Desafío de Las Estrellas 2021 será recordado por muchas cosas que sucedieron en el desarrollo de la carrera y detrás de escena. Pero también la recordaremos, más allá de que muchos digan que le cayó como un rayo del cielo, porque Gastón Mazzacane logró su primer triunfo en el TC.