Cuatro meses después del accidente, Floersch volvió a las pistas

Sophia Floersch volvió a manejar un auto de competición en el circuito de Monza a cuatro meses terrible accidente que sufrió en Macao.

Sin dudas fue uno de los accidentes más impresionantes que tuvo la temporada 2018 de automovilismo. El auto de Sophia Floersch tomando vuelo tras rozar con otro rival y luego impactando contra un puesto de fotógrafos durante el Gran Premio de Macao generó escalofríos en todos los amantes del mundo motor. A cuatro meses de ese duro momento para la piloto de 18 años, la alemana manejó un auto del Van Amersfoort Racing como parte de su preparación para la Fórmula European Masters.

Floersch dio más de 90 vueltas al circuito italiano el primer día de pruebas y registró 1m44s548 para liderar el clasificador, aunque compartió pista con autos de la Fórmula 4 y la Fórmula Regional. Las pruebas siguieron el jueves pero la lluvia dijo presente y los tiempos fueron muy altos.

Floersch, quien tuvo fractura de la columna vertebral en el accidente de Macao, pasó previamente por el simulador que tiene su equipo y tuvo una pequeña prueba con el F3 Dallara-Mercedes en un test informal cerca de la sede de la estructura holandés.

 

Frits van Amersfoort, jefe del equipo, dijo que Floersch en ningún momento mostró algún tipo de secuela del accidente durante el ensayo:"Ella está extremadamente en forma. Somos los únicos autos de F3 aquí por lo que no podemos realmente comparar tiempos".

Y luego agregó: "Pero vamos a ponerlo de este modo: pienso que ella se ve más fuerte que lo que estuvo todo el año pasado, estamos satisfechos con lo que está haciendo".

Y por último, concluyó: "Se está comenzando a sentir un poco como con Mick Schumacher (quien corrió para el equipo en la F4 Alemana en 2015), ¡ya que tuvimos más de 20 fotógrafos ayer en nuestro garaje!El regreso de Sophia es una noticia de alguna forma pero también ahora es momento de rendir y olvidar el accidente".