De volcar a pensar en avanzar por el título

Matías Cravero volcó en la Clase 2 del Turismo Pista y luego se subió al auto del TC2000 para correr la final.

Cada domingo del TC2000 y Turismo Pista, Matías Cravero tiene doble actividad y por lo tanto tiene que concentrarse más del 100 por ciento. En Oberá tuvo que cambiar el chip no solo por la diferencias en los vehículo, sino que de uno se bajó con el auto volcado.

En la final de la Clase 2, se encontró con Pablo Vázquez y terminó con las ruedas para arriba. “Me deja el lugar por dentro en la redondita esa, me le tiro bien cuando lo estoy pasando, me engancha en la goma de atrás y salgo marcha atrás, fue un vuelvo muy despacio”, comentó Cravero.

“Veo que él tiene problemas frecuentes, siempre esta involucrados en toques y esas cosas, pero eso es una decisión que toman los comisarios deportivos”, disparó el cordobés, que luego se subió al Citroën del TC2000 para largar último en un campeonato que es protagonista.

En cuanto a su segunda final, terminó quinto y señaló: “Estoy contento por el gran trabajo que hicieron todos los chicos porque a la hora de clasificar no teníamos un buen auto y después trabajaron y apareció un auto estupendo”.

Cravero quedó tercero en el certamen y quedan dos fechas por delante, a lo que sostuvo: “Nos vamos a preparar más que nunca, somos cinco o seis por la lucha del campeonato y vamos a trabajar y tratar de no dejar nada de lado para tratar de ganar las últimas dos”.

El próximo compromiso será el 3 de noviembre en el autódromo de Buenos Aires, donde compartirán escenario con el Superbike Argentino.