El argentino que es sinónimo de Isla de Man

David Paredes fue uno de los primeros argentinos en competir en la prueba más peligrosa del mundo y ahora se dedica a disfrutar del evento.

La carrera de Isla de Man es más que muerte. Muchos vinculan a esta prueba como una diciplina sangrienta y que solo trasciende por sus pilotos que fallecen, pero el folclore que tiene se traslada de generación en generación, tal como lo cuenta David Paredes, uno de los primeros argentinos en correr en la isla.

Durante estos días, se está desarrollando la competencia 100 del historial y Paredes con su familia y amigos no podía faltar. “Conocemos cada milímetro de la isla y ahora nos dedicamos a disfrutar cada milímetro de la isla. Los 15 días se te pasan volando”, aseguró el cordobés.

“Los argentinos se sorprenden porque con Walter Córdoba hicimos una historia muy especial, fue muy difícil de entrenar y clasificar, pero trascurrido estos 20 años, tengo 12 réplicas, 33 carreras largadas, cinco años en la categoría 600 y los otros años en la Superbike y Senior, así que son muchos kilómetros aquí”, agregó Paredes que tuvo su primera participación en el 2000, siendo la primera incursión de Argentina y compitiendo contra las leyendas John y Robert Dunlop.

Tal como contó David, la isla es especial por donde se la mire, pasa de 30 mil habitantes a 300 mil por los 15 días de la competencia y no se merece que solo trascienda por las muertes. Algo que pasa y que allá se vive diferente.

Paredes contó: “La esencia es venir a competir, si pasó (la muerte), te van a recordar con todas las condecoraciones, recuerdos, fotos y vas a quedar en la historia”. Además, añadió que se venden muchas copias de libros con la historia linda de cada uno de ellos.

“Como dijo Valentino Rossi cuando vino acá, cada media hora sale un ferri, si no te gusta las reglas o los riesgos que hay acá, no hay problema, pero son personas muy especiales. Esto se pasa de generación a generación”, remarcó el argentino que es sinónimo de Isla de Man.

La carrera terminará el 4 de junio y la delegación argentina que viajó con Paredes volverá al país, pero con la experiencia de haber estado en un lugar emblemático con un prócer del deporte nacional.