El Audi A4 cumple 25 años y se relanza con novedades

El clásico rival del Mercedes Clase C se ha renovado. La versión más potente ofrece un motor Diesel V6 de 3.0 litros con 347 caballos de potencia.

El nuevo Audi A4 2019, es un restyling de la actual generación del auto alemán, se ha presentado con muchas novedades. Cuenta con una imagen evolucionada, más tecnología y una gama mecánica que gana en eficiencia.

El clásico rival del Mercedes Clase C y del BMW Serie 3 se actualizó. El Audi A4 2019, se ha puesto al día en la presente generación de un modelo que este año celebra su 25º cumpleaños. Se ven claramente los cambios estéticos, entre los que destacan la parrilla frontal de grandes dimensiones y una iluminación led que evoca la misma mirada que tiene el Audi A1.

La parte trasera, de imagen similar, apuesta por unas luces de led más agresivas, algo que queda realzado especialmente si se apuesta por el paquete deportivo S-line, que suma unos paragolpes más musculados y unas llantas de mayores dimensiones. A pesar de que se trata de una evolución estética y no de una revolución, Audi asegura que el nuevo A4 sólo conserva el capot, el baúl y el techo de la anterior versión. Otra novedad: se ofrecen 12 colores distintos para la carrocería.

El interior del nuevo Audi A4 2019 también tiene una serie de actualizaciones especialmente notables con la existencia de nuevos terminados y tapicerías. No obstante, lo que más llama la atención es la pantalla táctil del sistema multimedia, de 10,1 pulgadas. Por supuesto, existe compatibilidad con los protocolos Apple CarPlay y Android Auto, mientras que el cuadro de instrumentos puede ser de tres tipos diferentes, con el Audi Virtual Cockpit como oferta más desarrollada.

Audi A4

El plus de eficiencia que ofrecen las mecánicas del nuevo Audi A4 2019 llega de la mano de la microhibridación, algo que le permite lucir la etiqueta ECO de la DGT. En este sentido, la versión más potente se corresponde con el Audi S4, que ofrece un motor Diesel V6 de 3.0 litros con 347 caballos de potencia que se apoya en el sistema eléctrico de 48 voltios.

 

Por debajo de esta versión más deportiva tenemos otros dos propulsores Diesel, que se corresponden con las versiones 30 TDI y 35 TDI. En ambos casos hablamos de bloques de 2.0 litros y cuatro cilindros que desarrollan, respectivamente, 136 y 163 caballos. En el caso de los nafteros tenemos tres opciones, todas ellas de 2.0 litros y cuatro cilindros con tecnología TFSI. El A4 35 TFSI desarrolla 150 caballos, el A4 40 TFSI llega a 190 caballos y, por último, el A4 45 TFSI se va hasta los 245 caballos.

Todas estas mecánicas estarán disponibles desde el momento del lanzamiento, a las que habrá que sumar más adelante otros dos propulsores de gasoil, el 40 TDI de 190 caballos y el 45 TDI de 231 caballos, este último un V6 de 3.0 litros sin hibridación ligera. En función del motor elegido, se podrá equipar cambio manual o automático y tracción total quattro.