El automovilismo vuelve en el Gálvez y el Súper TC2000 está presente

En el trazado porteño se pone en funcionamiento el protocolo sanitario para el deporte motor y la categoría tecnológica de Sudamérica es parte del evento.

Llegó el día tan esperado. El autódromo de Buenos Aires vive la reactivación del automovilismo argentino y el Súper TC2000 está presente con uno de sus autos. Tras cinco meses de parate, el deporte motor vuelve a rugir en el “Coliseo Porteño”.

El Vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli, se hizo presente y lo acompañan el Gerente General de AutoSports, Francisco Aldinio, el presidente de la Asociación Argentina de Volantes, Juan María Traverso y los titulares del Top Race, Alejandro Levy, y del Turismo Pista, Miguel Bongioanni. Además, el actual campeón del Súper TC2000, Leonel Pernía, también participa del evento.

Antes de la habilitación de la pista, Santilli recorrió las instalaciones del circuito y corroboró la puesta en funcionamiento de los protocolos sanitarios. Además, se subió al Chevrolet Cruze de Diego Azar.

Por su parte, el Fiat Racing Team cumplió con un estricto procedimiento al llegar al trazado capitalino y dejó listo el Fiat Cronos para que Esteban Fernández pueda salir a pista, poniéndole fin a una pausa de 248 días desde la última fecha del 2019 en el autódromo de Neuquén. El ensayo comenzó en horas del mediodía y se extenderán hasta las 16hs.

 

A la actividad de la categoría más tecnológica de Sudamérica, también se suma la presencia del Azar Motorsport y sus pilotos Azar y Guido Moggia. Por su parte, el Turismo Pista también es de la partida en esta alternativa con Juan Manuel Damiani y Leandro Elizalde. A su vez, la Copa Porsche es otra de las divisionales que gira en la jornada de hoy, con Pablo Otero y Herny Martin al volante de sus unidades.

Vale recordar que todos los afectados a la prueba debieron registrarse en la aplicación desarrollada por la Asociación Argentina de Volantes (Cuidarte AAV) y hacer un autodiagnóstico para contar con información previa y poder obtener la trazabilidad de las personas involucradas en el evento tal sea el caso de que aparezca un caso positivo de COVID-19.

El plan de acción estipula que los equipos intervinientes trabajen en un sistema de células, la cual no puede ser abordada por otro individuo que sea ajeno a la estructura. Además, dentro de las mismas, los integrantes llevan a cabo sus tareas respetando la distancia social y las medidas de higiene correspondiente.

En el ingreso, el personal del Autódromo de Buenos Aires realiza el control de la temperatura corporal y la sanitización de quienes entran al predio. Las escuderías pueden llevar un máximo de cuatro personas, incluido el piloto, y dentro del circuito no pueden compartir los espacios comunes.

Por último, los vestuarios no están habilitados, por lo que los pilotos deben ingresar ya cambiados para iniciar con el trabajo en pista. En el caso de los sanitarios, sólo una persona a la vez puede ingresar para utilizarlos.