El Culebrón del divorcio de Valentino Rossi

Rossi confirmó el divorcio profesional con su Jefe Técnico, Silvano Galbusera, luego de una relación que los vinculó por 6 temporadas. El español, David Muñoz Torras, quién viene del Sky VR46 de Moto2, será su reemplazante.

Galbusera fue el fusible de salida para disipar la crisis interna del equipo Yamaha por la falta de competitividad que viene sufriendo el ícono del deporte de las 2 ruedas. Galbusera había reemplazado a Jeremy Burguess quien se separó de Valentino a fines de 2013. 

La opaca temporada de Rossi se refleja desde los estrictamente matemático. Valentino no sube al podio desde la cita américana de Austin y alguien debía pagar los platos rotos. El 9 veces campeón mundial se ha visto superado no solo por su compañero de equipo, Maverick Viñales sino, incluso, por el piloto del team satélite, Fabio Quartararo y esto genera mucho ruido.   

Su nuevo Jefe Técnico para el 2020, David Muñoz Torras, pese a su juventud, es un preparador de gran experiencia que a los 41 años se encuentra en la cúspide de su carrera profesional. Muñoz ha atendido a pilotos de la talla de Pablo Nieto y Maverick Viñales entre otros y fue campeón de Moto2, el año pasado, con su piloto Francesco Bagnaia. Esta temporada tiene como pupilo al también italiano Nicolo Bulega.

El sueño del nuevo responsable técnico de Rossi fue siempre el de trabajar con él, ya quien lo considera su ídolo. 

Rossi explicó los fundamentos del cambio en la rueda de prensa del GP de Tailandia: "Parece que estamos un poco atascados. Conjuntamente con Silvano (Galbusera) y Yamaha tratamos de desentrañar de qué forma podríamos mejorar. Era un cambio necesario. David Muñoz tiene muchas ganas, si bien no tiene experiencia en MotoGP, es muy joven y tiene muy buenas ideas. Al final, todos estamos felices, también Silvano, quien quería quedarse más tiempo en Italia y ahora va a pasar a estar en el equipo de Test". 

El piloto del Monster Yamaha Racing, amplió los argumentos de la elección: " He seguido muy de cerca a David Muñoz, el año pasado hizo muy buen trabajo con Pecco (Bagnaia). Me gustó mucho la forma en la que gestionó el final de temporada el año pasado, con un montón de presión cuando Bagnaia estaba un poco nervioso luchando por el campeonato con Oliveira. Me gusta su tranquilidad y su forma en la que fue capaz de gestionar esa situación". "Hemos decidido probar con este cambio". "Ahora intentaremos ver si somos capaces de ser más fuertes". 

Foto: Motogp.com