El día que "Cocho" quedó pintado al óleo

Una linda anécdota de los 90 que tuvo como protagonista a "Cocho" López y su Regatta

Por estos tiempos y afortunadamente se están reconstruyendo autos históricos de una época de oro del TC2000.

Uno de ellos es sin dudas el emblemático Fiat Regatta Vencedor, apodo que se ganó el auto manejado por Osvaldo "Cocho" López, preparado por Osvaldo Antelo y construído por Gustavo Donadio, mercéd a su publicidad del detergente de la Cía. Química.

Con este pequeño Fiat, "Cocho" ganó cinco carreras y estuvo a tiro de ser Campeón, que por esas cosas del destino, y falta de  de suerte, no se concretó.

En esta reconstrución surgen numerosas charlas, cuentos y anécdotas que van recordando sus protagonistas.

Una de esas ricas histórias nos remonta a 1991, temporada en la cual el famoso Regatta "Vencedor" se quedaba sin su apodo y pasaba a ser de color rojo con otros auspiciantes.

Cocho Fiat Vasalli

La anécdota dice que el auto a fin del torneo del 90 se desarmó integro y se mandó a la fábrica Sevel para su arenado y pintado completo.

A esos autos, con cascos originales, se les incorporaba la jaula que iba soldada adentro del auto, por lo cual quedaban los caños en sus vértices abiertos.

Los operarios de la fábrica de El Palomar, queriendo hacer un bien,  lo metieron en la cámara de cataforésis, por lo cual la pintura ingreso por todos los agujeros de la jaula que no estaban tapados.

El auto regresó a la calle Tres Arroyos, taller de Antelo, para el rearmado y ya pintado de rojo.

La pintura para cuando el Regatta, ex Vencedor, estaba terminado, en esos orificios, formaba una delgada película que los tapaba.

Nadie se percató de aquello y con toda la artillería el equipo salió para el autódromo de Bs. As. para hacer las primeras pruebas de pre temporada con "Cocho" al volante.

El Regatta rojo salió airosamente a pista y "Cocho", luego de una vuelta de calentamoiento, aceleró el pequeño "italiano" a fondo pero cuando llegó a Ascari y pisó el freno......Sorpresa!!!!

Se salió la tapita de pintura que se había endurecido y empezó a escupir pintura por todos lados la jaula!!!

Resultado: "Cocho" llegó a boxes disfrazado de cataforésis y con pintura en el buzo, en el casco y en los guantes!!!

El auto,  parabrisas, volante, butaca, espejo, etc. llenó de pintura por todos lados.

Ante la carcajada general el pobre "Cocho" López no le quedó otra que irse a cambiar y los mecánicos a limpiar.