El Paddle Shift, el inicio de la modernización de la Fórmula 2.0

El sistema de levas al volante es el primer paso hacía un profundo cambio técnico en la categoría escuela.

La Fórmula 2.0 Renault es la categoría formativa por excelencia del automovilismo nacional y por ello encaró un importante proceso de modernización. La renovación es en el aspecto técnico y el primer paso está marcado por la implementación del paddle shift.

El sistema de levas al volante fue desarrollado por el Departamento Técnico de la divisional a cargo de Víctor Vega y el pasado 20 y 21 de agosto tuvo su primera puesta en pista. El Aimar Motorsport lo probó en el autódromo de Alta Gracia con Francisco Calo y Thomás Pozner como pilotos.

“Las conclusiones fueron muy buenas. Cuando se terminó de instalar el paddle shift, el auto hizo un par de días de rolo y salió configurado desde el taller. Esperábamos tener que ajustar algún parámetro muy fino en el circuito, pero la verdad es que todo funcionó perfecto desde la primera tanda. El balance es más que positivo, los dos chicos que lo testearon se mostraron muy satisfechos y no encontraron errores ni incomodidades en el manejo. Además descubrieron que era más fácil girar que con la palanca convencional”, le contó Vega a Carburando a modo de resumen de lo que fue el ensayo.

Y en la misma línea agregó: “Nos sorprendió lo bien que anduvo y la rapidez con la que logramos efectuar los cambios siendo que es una caja de velocidades con la que no habíamos trabajado nunca. El equipo se mostró tan veloz como fue con los motores V8 del Súper TC2000 y como lo es con los actuales impulsores del TC2000. Para nosotros fue muy importante corroborar que el sistema tiene una performance muy buena”.

 

En tanto, el responsable del área señaló que ahora el objetivo es mejorar el producto inicial. “Estamos abocados a optimizar la instalación del prototipo que hicimos en pos de pulir algunos detalles que le den mayor confiabilidad. Hoy estamos apuntados en mejorar lo que tenemos ya planteado. En lo que respecta al rendimiento, no tenemos puntos por evolucionar porque se mostró muy veloz”, explicó.

Por otro lado, el ingeniero cordobés indicó que partieron desde algo ya utilizado para darle forma a esta novedad técnica. “El sistema que empleamos es el mismo que tiene el Súper TC2000 y el TC2000. Los elementos son muy conocidos y estamos muy acostumbrados a trabajar con ellos. Lo que si tenemos que desarrollar es el agregado de un alternador, porque el resto de los componentes tienen un progreso ya probado”, afirmó.

Además, remarcó que la intención es no elevar en demasía el costo operativo del monoplaza. “Buscamos lograr junto a proveedores locales la fabricación de estos repuestos. Es muy importante para nuestra categoría escuela mantener un costo lógico, ya que esto supone un incremento en el valor del auto. La implementación del paddle shift nos va a permitir ahorrar en el mantenimiento de la caja de velocidades porque al ser robotizado hace que sufran menos”, puntualizó.

La modernización de la Fórmula 2.0 Renault también contempla la llegada de la adquisición de datos y un lavado de cara estético, el cual vendrá aparejado con un cambio aerodinámico centrado en el difusor y el ala delantera, dotando a la unidad con mayor carga.

“El plan de trabajo que manejamos con el Departamento Técnico, la administración de la categoría y los equipos está direccionado al desarrollo de la divisional a fin de lograr un nivel técnico más alto. Esto implica incorporar el paddle shift, también probablemente sumar adquisición de datos, un tablero color touch screen y la llegada de un paquete aerodinámico diferente. Con el tema de las levas al volante, tenemos que terminar de evolucionar las piezas para producirlas en cantidad y que todas las estructuras lo tengan”, aseguró.

Por último, Vega hizo hincapié en que los plazos de estas modificaciones no están plenamente definidos, pero considera que todos ellos se pondrán en uso a lo largo de la próxima temporada. “Al proyecto de renovación falta delinearle los tiempos de implementación. Es un hecho que el salto la categoría lo va a dar, es una decisión tomada, pero falta definir las etapas en la que se van a introducir cada una de las mejoras. Las levas es lo más cercano que tenemos, la idea es tener para las carreras de este año uno o dos autos prototipos en pista para ser probados y que junto a los pilotos se lo pueda mejorar de cara a incorporarlo definitivamente desde el arranque del 2021. Después el resto de los cambios se integrarán a lo largo o al final del año que viene”, cerró.