El PRI Show, con el sello de Indianápolis

La feria más grande del motorsport en los Estados Unidos cuenta con más de 3300 stands en un estadio y un centro de convenciones. Mirá el video.

Un mundo de gente se mueve entre el estadio techado de fútbol americano Lucas Oil Stadium y el Indiana Convention Center. Entre ambos predios, más de 1100 empresas utilizan más de 3300 stands para promover sus productos, todos relacionados con la competición del deporte motor. En Indianápolis se desarrolla el PRI Show, el Performance Racing Industry, la muestra del motorsport más grande de los Estados Unidos.

Al estar en Indianápolis, muchos expositores se vinculan con el legendario circuito de las célebres 500 Millas. De hecho, el museo del autódromo expone todos los años diversos vehículos que se encuentran en el predio del óvalo. Este año se puede apreciar un vehículo de 1908, que fue conducido por Lois Chevrolet. También hay un Alfa Romeo 1938; un Benetton de Fórmula 1 que condujo Michael Schumacher, en 1991, y el Pace Car Dodge Viper que se usara para la mítica carrera de 1996.

 


Compradores de los 50 estados y más de 70 países encuentran más productos de carreras nuevos que en cualquier otro lugar del mundo. La atención de los proveedores de la industria de las carreras es directa con los interesados, que para ingresar al predio, si bien es acceso gratuito, cada visitante debe registrarse y acreditar que está vinculado al mundo de la competición. Por ejemplo no puede entrar menores de 16 años.

Más de 1100 empresas muestran los últimos avances en productos de carreras e ingeniería de carreras. Las piezas del motor, los componentes de la suspensión, la adquisición de datos, el equipo de seguridad, las nuevas aleaciones y recubrimientos metálicos, el equipo de mecanizado, la electrónica de carreras, todo es parte de la feria comercial de carreras más grande del mundo.

Al llegar desde más de 70 países y los 50 estados del país anfitrión, los compradores buscan en las pantallas para obtener la nueva tecnología. Los compradores de decenas de miles de tiendas minoristas de carreras, centros de distribución, constructores profesionales de motores de carreras, compañías de producción de autos de carrera analizan a los expositores.

Sólo en los Estados Unidos hay más de 400.000 participantes de distintas categorías de automovilismo. Desde las más sencillas, como picadas, por ejemplo, hasta las más profesionales, como IndyCar o Nascar.

Desde América latina, hay un grupo conformado por representantes de diversos países, que se unen con el objetivo de adquirir con mayores beneficios los diversos elementos que se importan desde los Estados Unidos.