El TC 2000 le puso el pecho a las piedras en Alta Gracia

En Paraná fue una tormenta eléctrica con diluvio. En Alta Gracia cayó piedra, granizo y luego se desató una tormenta de viento y lluvia a poco de terminar la primera parte de las '100 Millas' con pilotos invitados. Se vivieron momentos de zozobra e incertidumbre, pero finalmente todo pudo ordenarse en la pista. Festejaron Hanna Abdallah y Matías Muñoz Marchesi con un Peugeot 408 del DTA, y Manuel Luque ni siquiera pudo largar su carrera aunque se mantuvo como líder del campeonato. Frente a las adversidades del tiempo, el TC 2000 pudo salir airoso.

El TC 2000 tuvo su segunda carrera especial de la temporada en Alta Gracia con una nueva edición de las '100 Millas' con pilotos invitados. Una propuesta que sale del formato tradicional de un Sprint el sábado y Final en domingo de cada fecha y que tuvo como protagonistas a pilotos de varias categorìas, en su mayoría del Súper TC 2000. El año pasado ya se había disputado una carrera similar, pero con dos finales independientes en la que el invitado no tenía ninguna influencia en el resultado final en cuanto a los puntos y el campeonato. Para mejorar la competencia, esta vez se los incluyó como parte de la única Final dividida en dos partes cada una de 20 vueltas y por eso tomó relevancia, máxime a esta altura de la temporada con muchos puntos en juego. 

Tal como paso en la fecha anterior de Paraná, el tiempo jugó en contra. Se sabía que podría llover al momento de la carrera pactada a 70 minutos, pero casi nadie esperaba que en medio de la competencia empezara a caer piedra y granizo para seguir luego con un temporal de viento y lluvia azotó la zona del autódromo Oscar Cabalén. Todo iba normal en la pista hasta que las nubes reventaron y el temporal se desató. Faltaban dos vueltas para que se cumpla la primera parte de la carrera, momento en el que se debía proceder al cambio del piloto en la recta principal con los autos detenidos. Con la llegada de la tormenta todo se enredó. Algunos entraron rápido a boxes para cambiar gomas. La mayoría empezó a entrar en la vuelta 18 y 19 pero como estaba en pista el Auto de Seguridad ninguno pudo salir de boxes. Salvo el Fluence de Gabriel Gandulia y Antonino Garcia que salió aprovechando una indicación del banderillero a otro piloto, pero luego fue excluído. Los que quedaron en pista hicieron el cambio y el resto en boxes para después esperar el relanzamiento. Fue un momento de cierta confusión para los equipos y pilotos. Así fue que cuando empezó la segunda parte quedaron dos pelotones bien marcados en la pista. Pero ya la carrera había perdido su esencia. El temporal cambió todos los planes y la competencia entró en un cono de grises. Se vivieron dos o tres vueltas de dramatismo e incertidumbre, hasta que el AS los ordenó y quedó en primer lugar el rendidor Peugeot 408 de Hanna Abdallah con la conducción en la definición del chaqueño Matías Muñoz Marchesi. Fueron quienes ganaron la carrera que terminó por tiempo, ya que el reloj siguió corriendo en medio del complejo cambio de pilotos bajo el temporal. Por eso la segunda parte fue mucho más corta que la primera de 20 vueltas. Gran resultado para el equipo de Ulises Armellini, que con Abdallah consigue su primer triunfo en finales y ya habia ganado en un Sprint en su debut en San Luis. Contrapeso luego del fuerte golpe del otro auto del equipo el sábado en clasificación con Agustin Lima quien no pudo largar la carrera.
 
 
El segundo lugar fue un premio para Martín Chialvo con Juan Angel Rosso con un Focus del equipo Fela. Rosso venía de hacer podio en los '200 kilómertos' del STC 2000 con Sebastián Peluso y volvió a festejar. El año pasado había ganado las '100 Millas' con Fabián Yannantuoni. Muy buenos trabajos en el Fiat Línea de Alan  Castellano con Carlos Merlo para subir por primera vez al podio en una accidentada definición con pista muy difícil. Todo había empezado con una carambola impresionante del Fiat de Rudy Bundziak quien habia logrado una festejada Pole Position el sábado. Participaron también el Focus de Santiago Mallo y los Fluence de Ignacio Julián (con el de Mariano Pernia) y de 'Peluche' Cáceres (con el del puntero del campeonato Manuel Luque). Una pena enorme semejante desparramo en la primera vuelta con protagoinistas muy importantes del campeonato. Cuando parecia que la carrera iba a quedar en bandeja para Marcelo Ciarrocchi con el Fiat del PSG16 decidió entrar a boxes a cambiar gomas y no pudo salir y quedo retrasado. Descontó algo con la segunda mitad de 'Caito' Risatti pero perdió una gran oportunidadde descontar más puntos a Luque..
 
 
TC 2000 entró en la recta final de su temporada y padeció en sus dos últimas fechas dos fuertes temporales en plena carrera. Tanto en Paraná como en Alta Gracia se sobrepuso y pudo terminar de manera decorosa ambos compromisos. En la fecha de este fin de semana pareció enredarse en medio del cambio de pilotos y tras algunas dudas e incertidumbre, todo se reordenó. Fue un examen difícil que la categoría pudo superar y del cual deberá seguir acumulando experiencia y aprendizaje para no vivir con zozobra frente a los temporales como viene pasando seguido. Con equipos cada vez más fuertes, autos muy parejos y estéticamente muy aceptados por la gente y con pilotos muy veloces y muchos de ellos muy jóvenes, la categoría pasó estas dos fechas muy difíciles para enfrentar nuevos retos y responder de la mejor manera. Está en camino. Al menos en Córdoba le puso el pecho a las piedras.