EL TRACTOR QUE SE MANEJA DESDE UN CELULAR

Sin cabina y con la conducción remota mediante un dispositivo, presentaron el vehículo innovador en una feria agrícola de los Estados Unidos.

¿Un tractor conducido a distancia desde un celular? Esto que parece de ciencia ficción es una realidad. La firma Case IH presentó un tractor concepto autónomo en el Farm Progress Show, una de las mayores ferias agrícolas de los Estados Unidos, en Boone, Iowa. Basado en el Magnum, el vehículo no tiene cabina y puede funcionar autónomamente con un gran alcance de implementos de campo.

“En varias partes del mundo, encontrar mano de obra calificada durante la temporada de cosecha es un desafío constante para nuestros clientes”, dijo el presidente mundial de Case IH, Andreas Klauser. “Hoy estamos ofreciendo un piloto automático y telemetría en nuestros equipos para el gerenciamiento remoto de máquinas. Este concepto de tractor autónomo ofrecerá a nuestros clientes todavía más eficiencia operacional para tareas como la preparación del suelo, siembra, pulverización y cosecha”, añadió.

Klauser explicó que el concepto fue creado para validar la tecnología y para responder al feedback de los clientes sobre sus intereses y necesidades acerca de productos autónomos futuros de acuerdo a sus operaciones.

“Explorar las posibilidades que esta tecnología puede proporcionar a nuestros clientes es algo muy asombroso para nosotros. Estamos ansiosos por recibir las contribuciones de ellos sobre este concepto y de cómo podemos ayudarlos a alcanzar nuevas eficiencias de producto”, dijo Klauser.

El equipo de Ingeniería de Innovación y Desarrollo de Producto de Case IH escogió el tractor Magnum como base para el concepto autónomo, pero con un estilo rediseñado. El vehículo fue construido para una interface completamente interactiva, permitiendo el monitoreo remoto de las operaciones pre-programadas. El sistema a bordo toma automáticamente en consideración el ancho de los complementos y establece el curso más eficiente dependiendo del terreno, obstrucciones y máquinas en uso en el mismo campo. Remotamente, el operador puede supervisar y ajustar los caminos y parámetros a través de la computadora o tablet.

A través del uso del radar, con reflexión, generación y telemetría de luz, y de las cámaras de video a bordo, el vehículo puede percibir los obstáculos parados o en movimiento en su camino y detenerse solo hasta que el operador, notificado por alertas sonoras y visuales, especifique un nuevo curso. El tractor autónomo también parará inmediatamente si la señal del GPS o los datos de posición se pierden, o en el caso de que el botón de parada manual fuera presionado. Las tareas de la máquina también pueden ser modificadas en tiempo real por la interface remota o avisos meteorológicos automáticos.