El Volkswagen ID 5 tendrá 700 kms de autonomía

Tendrá tamaño similar al Passat y versiones con tracción trasera o integral y hasta una opción deportiva. Será producido en Wolfsburg hacia 2023.

Es tiempo de revolución en Volkswagen con el crecimiento mundial de su gama eléctrica ID. La automotriz alemana no para de revelar datos que demuestran la importancia que tiene el camino ID. Con el ID.4 presentado recientemente y la confirmación del ID.7 como una reinterpretación moderna de la Kombi como parte de su línea Icon que homenajea a sus vehículos más representativos, ahora adelantó algunas características del ID.5. Se trata de un sedán eléctrico que promete competir de igual a igual nada menos que con el Tesla Model S, un referente entre las berlinas de lujo eléctricas.

Todavía su denominación aún no fue confirmada oficialmente, pero se sabe que será la versión de producción del concept ID. Vizzion. Su planteo es similar al de un Passat, es decir, un sedán del segmento D. Incluso hay quienes señalan que podría reemplazarlo, aunque desde la firma de Wolfsburg ya anticiparon que están trabajando en una nueva generación unificada con el Passat estadounidense. Tendrá algunas particularidades: aunque tendrá dimensiones de un segmento D, promete un espacio interior superior, comparable con el discontinuado Phaeton, aprovechando que el o los motores son mucho más pequeños que un propulsor de combustión.

La idea de compararlo con la nave insignia de Tesla lo sugirió una fuente de la marca al sitio Automotive News ya que seguirá un concepto similar, aunque quizás algo menos enfocado a la performance y con un posicionamiento más accesible. Para lograrlo, en lugar de recurrir a la plataforma PPE que ya utilizan Porsche y Audi, Volkswagen seguirá apostando a la arquitectura MEB –común a toda la gama ID-, pero con modificaciones para adaptarla a sus mayores dimensiones. Mecánicamente, si bien se desconocen cifras de potencia, se sabe que esta plataforma admite versiones de tracción trasera o integral, con uno o dos motores. En ese sentido, Frank Welsch, líder de I+D de la marca adelantó que podría ofrecer una versión deportiva GTX con una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos, mientras que las variantes convencionales tardarían 8 segundos. Claro que además de la habitabilidad, la potencia o las prestaciones, algo clave en un eléctrico es su autonomía: Welsch asegura que, dependiendo de la versión y la batería que equipe, podrá recorrer hasta 700 kilómetros con una sola carga, una excelente cifra para un vehículo de su tipo.

Otro dato no menos importante es su producción: como ya se sabe, la compañía está trabajando en una profunda reestructuración, reconvirtiendo algunas de sus plantas a la fabricación de autos eléctricos. Ese sería el caso de su sede de Wolfsburg o al menos de una de sus líneas de producción: el ID.5 sería ensamblado allí y, dependiendo de la demanda –se habla de una proyección de 300.000 unidades- también podría ser fabricado en China y Estados Unidos.

Seún cuenta el sitio argentino 16válvulas.com.ar, para su llegada al mercado todavía faltan algunos años. De acuerdo al encargado de I+D, sería lanzado en 2023.

Volkswagen ID 5