Ferrari presiona por más sanciones para Racing Point

Junto con los equipos Renault y McLaren se mantiene firme en su reclamo ante la FIA y pide más sanciones por copia de elementos.

ANÁLISIS.- El doble discurso de Ferrari quedó al descubierto en su postura en el caso Racing Point que sigue dando mucho de que hablar en el paddock de la Fórmula 1. Tras conocerse hace dos semanas la decisión de la FIA de penalizar al equipo británico con la pérdida de 15 puntos y una multa de 400.000 euros, Ferrari, Renault y McLaren, fueron los que más trabajaron respecto de una posible apelación de la decisión de la máxima organización del automovilismo.

Con respecto a su sentencia, la FIA se ha defendido en que se trata de un incumplimiento del reglamento deportivo para esquivar la sanción implacable que hubiera dejado el auto como ilegal. "Los comisarios concluyen que el diseñador principal de los conductos de frenos del RP20 es Mercedes, no Racing Point", señaló la FIA en el comunicado de su investigación. Pero la FIA sanciona el hecho de que Racing Point no cumpliera con el proceso de diseño, no el diseño propiamente dicho, que cumple con el reglamento técnico.

Las decisiones de la FIA no convencen a Ferrari, que ha pedido una normativa clara y transparente con respecto a la copia o plagio de monoplazas. Recordemos que Ferrari fue el equipo que firmó un acuerdo de silencio con FIA tras las denuncias en su contra por el rendimiento de sus motores en una parte de la temporada 2019 y que además logró mantenerse como el único equipo de F1 con derecho a veto reglamentario en la reciente firma del nuevo Pacto de la Concordia entre los diez equipos, FIA y Media Liberty.

El tema es que después de una sanción tan liviana, ahora, Racing Point sigue con vida en el Mundial 2020, y siguen compitiendo con esa misma pieza 'legalizada'. Al parecer Ferrari, McLaren y Renault están de acuerdo en apelar la decisión, al considerar que se trata de una sanción injusta. Estos equipos han formado un bloque e insisten con más sanciones.

Ferrari ha mantenido, junto a Renault -el equipo que abrió la veda-, una actitud de total rechazo a la copia de autos, de ahí que haya apelado a la sentencia en busca de una sanción más severa, incluso la expulsión del campeonato, si fuera posible.

"Hemos apelado como creemos neesario buscar aclaraciones y transparencia. No se trata del conducto de freno sino de buscar una sentencia de la Corte Internacional de Apelación que aclare el concepto de lo que es un clon de un coche. Estamos hablando de propiedad intelectual y ésta es un activo muy importante en cualquier empresa. Si alguien copia un coche idéntico al campeón del año anterior, creo que la regulación debería proteger al equipo campeón", comunicó Ferrari.

Existen precedentes de esto, y eso es lo que busca Ferrari: La expulsión del equipo británico del campeonato. En 2007, McLaren fue expulsada del campeonato y multado con 100 millones de dólares por caso de espionaje a Ferrari, un caso en el que se compartió información entre dos ingenieros, y la decisión final fue más severa.

La FIA ha hecho saber a los equipos, que a partir de 2021, cualquier enfoque similar en los autos de distintos equipos, será ilegalizado.

Ferrari, con doble discurso según se trate de su conveniencia (como hacen todos) en el caso Racing Point acelera para más sanciones, pero parece que la FIA, no está dispuesta a modificar su postura.