Ferrari tendrá una línea de ropa con Giorgio Armani

Ferrari anunció una línea de ropa con la firma de moda Giorgio Armani, con el objetivo de extender su marca a otros sectores y sumar valor a la compañía.

Las alianzas entre marcas de automóviles de lujo y sus pares de indumentaria o estética avanzan luego de conocerse datos sobre el aumento de ventas de marcas de consumo premium. En ese camino Ferrari ha alcanzado un acuerdo con Armani para crear una nueva línea de productos de moda y accesorios que reflejen el lujo de los automóviles italianos. Este acuerdo forma parte de una nueva estrategia por dar valor a todo aquello que se produce en Maranello.

En Italia tienen motivos para estar contentos con la marcha de la marca Ferrari. La sucesión de Sergio Marchionne ha sido tranquila e Il Cavallino Rampante prosigue su andanza, como prueba que en el último trimestre las entregas de vehículos hayan subido un 9,4% respecto al ejercicio anterior: una cifra nada despreciable en autos de lujo.

Pero quieren más. El próximo paso es reorientar la estrategia que aplican a su merchandising, como gorras, camisetas o juguetes. Quieren apelar a un público más selecto con verdadero lujo a la altura de la exclusividad de sus automóviles.

La alianza con Giorgio Armani aportará aún más valor al emblema de Il Cavallino Rampante, que se mostrará en prendas de vestir y accesorios que enaltecerán la singularidad que ya de por sí lo caracteriza. En un futuro cercano reducirán su catálogo de productos para focalizarse tan sólo en unos pocos, siempre según la filosofía de que ‘menos es más’ y la voluntad de no desgastar su marca.

El consejero delegado de Ferrari, Louis Camilleri, dijo que el valor de mercado de los productos de la marca es actualmente de unos 800 millones de euros y que la compañía busca ampliarlo con la diversificación en tres áreas, moda, entretenimiento y servicios de lujo.

"Reduciremos nuestros acuerdos de licencias a prácticamente la mitad. También eliminaremos más o menos el 30% de las categorías en las que participamos", ha declarado Louis Camilleri, su director ejecutivo.

"Nuestra oferta actual es demasiado amplia y corremos el riesgo de diluir nuestro precioso valor de marca". Esta decisión no es casual: los cálculos de Maranello sugiere que, en la próxima década, los productos licenciados se convertirán en el 10% de los beneficios de toda la empresa. Por eso quieren concentrarse en aquellos que puedan darles un mejor resultado.

Desde hace años Ferrari dispone de tiendas en aeropuertos y centros comerciales donde comercializa todo tipo de elementos de merchandising, aunque a un precio mucho más accesible para el ciudadano medio.

Ferrari presentará un nuevo modelo en Roma a finales de esta semana. La casa italiana ha prometido otros 15 coches hasta el año 2022, aunque para ver el primer eléctrico será necesario esperar hasta 2023.